Menu

Asturias vegetariana, Asturias hospitalaria

Dicen que a un hombre se le conquista por el estómago. Por lo que a mí respecta, puedo decir que a una mujer… también. Me encanta comer. Disfruto de la buena cocina y descubriendo nuevas combinaciones de sabores. Prueba de ello son los numerosos post gastronómicos que a lo largo de los últimos cuatro años he escrito en este blog.

Os preguntareis qué tiene que ver esto con Asturias. Mucho, pero seguramente no lo que estáis pensando. Que en Asturias se come estupendamente no hace falta decirlo: la fabada, los escalopines al cabrales, sus quesos en general, el arroz con leche… son solo una muestra de la gastronomía de una tierra que puede presumir de ganarse a sus visitantes por el paladar… hasta hacerlos salir rodando.

De todos esos platos yo he dado buena cuenta a lo largo de mi vida, pero no en esta ocasión. Desde hace casi cinco meses soy vegetariana; concretamente vegana, lo que implica que además de carne tampoco consumo ningún producto de origen animal, como los lácteos o los huevos. En los porqués no voy a entrar. No es el momento y, para ser sincera, intento que el tema no salga a relucir más que cuando es estrictamente necesario (desgraciadamente, casi siempre que voy a comer o cenar con alguien). Pero esta vez el hecho ha pasado de ser anecdótico a adquirir la suficiente importancia como para dedicarle unos párrafos, precisamente en el contexto que jamás hubiese imaginado para ello.

Comer vegetariano en Asturias

Mi vida en verde.

Cuando empecé a preparar este viaje a Asturias, sabía que la gastronomía no iba a ser uno de los temas a explotar. En una región de tan arraigada tradición ganadera y pesquera yo tenía un handicap, una desventaja sobre el resto; algo que no deja de darme rabia a veces (¡me divertía tanto escribir la sección gastronómica del blog!), a pesar de haberlo asumido ya como normal.

Así las cosas, en Asturias yo me conformaba con comer. Cualquier cosita. Es muy fácil hacer un plato vegetariano: en algunos casos (por ejemplo, los arroces, pastas y legumbres) basta con eliminar de la receta los productos de origen animal; en otros, con sustituirlos; y ya si se quiere impresionar al comensal… no os cuento la infinidad de posibilidades que hay. Yo cocino mucho más y mejor ahora que cuando comía carne.

Pero sé que desde fuera no parece tan sencillo. Imagino la reacción de mis anfitriones en este viaje cuando fueron avisados de la coyuntura, y no dejo de sentir una cierta culpa por los quebraderos de cabeza que les debo haber ocasionado. “¿Que no come carne? Bueno, le hacemos una sopa de… Ah, no. Pues una tortilla… tampoco. Demonios, ¿qué come esta chica?”. 

Comida vegetariana en Asturias

Por eso he agradecido tanto cada uno de los platos que me han servido a la mesa estos días en el Occidente asturiano. Todos y cada uno de ellos. Y es que, durante este viaje, la ceremonia del comer ha estado siempre, y más que nunca, estrechamente unida a un rasgo de los asturianos que no por conocido he podido evitar que me emocionase: su hospitalidad.

El asturiano es un pueblo hospitalario. Y esa hospitalidad, manifestada alrededor de una mesa, se traduce en platos abundantes que debes intentar terminar a menos que quieras escuchar tímidas autoinculpaciones del tipo “¿No te ha gustado? ¿No estaba bueno? Si quieres te hago otra cosa…”

Yo en Asturias me conformaba con comer, y contaba con que una ensalada o unos macarrones con tomate son fáciles de hacer en cualquier lugar. Lo que nunca hubiese anticipado es el derroche de amabilidad y atenciones de los que he sido blanco durante estos cuatro días de viaje.

No era un “querer salir del paso” (nadie me sirvió un plato de macarrones), pretender quedar bien, ni mucho menos una pose: he podido sentir su interés y preocupación sinceros por que yo de sus mesas no me levantase sin ir bien alimentada. Echando mano de sus mejores recursos (que no son pocos) me han preparado auténticas delicias culinarias; desde las más sencillas (como una parrillada de verduras) a las más caseras (ese cuscús de María del que ya he hablado), sin olvidar lo más típico de su tierra. ¡Cómo irse de Asturias sin probar les fabes! Nacho, del restaurante La Marquesita de San Martín de Oscos, tuvo el detalle de cocinar un puchero solo para mí, sustituyendo el compango por sabrosas setas.

Escapada vegetariana a Asturias

Mención aparte merece el festín que me tenían preparado en el Hotel Blanco de La Colorada, en Navia. El desfile de platos que pasó ante mis ojos fue casi pornográfico. Un verdadero banquete, que más parecía un menú de boda, en el que no se conformaron con cocinar mucho y bien, sino que llegaron a elaborar platos tan sofisticados como una lasaña de verduras y seitán, con algas en el lugar de las láminas de pasta, para rematarlo en los postres con una tarta de zanahoria y coco acompañada de sorbete de frambuesa.

No había un solo producto animal en aquellos platos: incluso la besamel había sido elaborada con leche de soja. Fue excesivo, inesperado, y me emocioné, claro está. Me emocioné tanto que lo comí todo y casi me tienen que levantar con grúa de aquella silla.

Una vegana en Asturias

Hospitalidad asturiana, no puedo decir más. Cada uno a su manera, pero todos desde el corazón. No me intentéis convencer de lo contrario: lo sentí, y eso basta.

Así que si algún vegetariano está pensando en viajar a esta tierra, sabed que Asturias no es vegetariana; que las cebollas rellenas del restaurante Casa Vicente no aparecen en el menú. Pero, si avisáis con antelación, me atrevo a decir que os las harán de mil amores. Porque un asturiano no puede ir en contra de su naturaleza, y la naturaleza del asturiano es noble y generosa.

Por eso todo el mundo, no bien se ha ido, ya está pensando en volver. Por eso yo también quiero volver. Asturias, entre muchas otras razones, consiguió ganarme por el estómago. Y eso, que no sería una hazaña en circunstancias normales, dadas las mías propias y particulares merece ser subrayado.

Comer vegano en el norte de España Asturias

¡Compártelo!
Share on Facebook152Tweet about this on TwitterPin on Pinterest3

, , , , ,

39 comentarios en Asturias vegetariana, Asturias hospitalaria

  1. Pau 28 Febrero, 2013 at 9:56 #

    Me alegro de que te trataran tan bien en lo gastronómico, sé que en otros lugares lo has pasado mal porque no han tenido en cuenta tu #VeganStyle

    • Carmen 28 Febrero, 2013 at 13:09 #

      Jeje, el #veganstyle es mucho más sencillo de lo que parece tan solo prestando un poquito de atención. En Asturias esa atención fue desmesurada… y se agradece :)

  2. Alba 28 Febrero, 2013 at 13:03 #

    Hola!

    Hace poco que he llegado a tu blog, un poco de casualidad, googleando el transiberiano. Me he leido todos tus artículos sobre este de un tirón y me han encantado! Y hoy, al leer este post, me he enamorado oficialmente de él.

    Yo tambien soy vegetariana (bueno, lactovegetariana, así que es más facil de apañar cuando me voy por ahí) pero entiendo totalmente la sensación a la que te refieres como de no querer molestar y apañarte con cualquier cosilla, además de no querer que esta opción personal sea el centro de atención. Comparto tu alegría por todos esos platos deliciosos (los he disfrutado ya con las fotos!) por que en muchas ocasiones cuesta encontrarse con gente tan amable, o que simplemente estan convencidos que los vegetarianos comen jamón (suena surrealista pero me ha pasado unas cuantas veces)

    En fin, perdona el rollo, solo queria decir que me ha encantado conocer tu blog!!

    • Carmen 28 Febrero, 2013 at 13:21 #

      ¡Hola Alba!

      Qué ilusión me hace tu comentario. Vista la acogida que ha tenido este post creo me voy a animar a escribir más en este línea; estoy descubriendo muchos vegetarianos gracias a él :D

      Tu anécdota del jamón no es surrealista en absoluto. A mí me pasa también con la ensalada, ¡siempre le quieren añadir atún!

      Como dices, convertirse en el centro de atención en una mesa es incómodo, pero todavía lo es más esa culpabilidad que se te crea cuando ves que tu anfitrión no sabe por dónde salir para darte algo de comer. ¡Con lo fácil que es! Pero bueno, eso daría para otro hilo.

      Muchas gracias por tu comentario. Me alegra que te haya gustado la entrada y espero verte más por aquí…. Y ya sabes, si viajas a Asturias, seguro que comes bien ;)

      ¡Un abrazo!

      • Gebuaka 15 Septiembre, 2013 at 15:56 #

        No soy vegetariana, pero soy asturiana…La verdad es que llegué a este artículo tras leer el de mujeres que viajan solas a la India (voy allí el viernes), pero me ha hecho gracia. Sí, puede que para otras cosas no, pero no me imagino a nadie de mi familia no haciendo lo mismo que tú te has encontrado. Lo de intentar agradar con la comida (y las cantidades) es algo que llevo en la sangre.

        El tema del jamón y los vegetarianos se debe a que hay gente que se llama vegetariana, pero no se resiste a un buen jamón. O vegetarianos que comen pescado. Sin meterme en debate estricto sobre qué es un vegetariano (o, lo que es o mismo, si sólo evitar los productos animales o también sus derivados), conozco a muchos que dicen ser vegetarianos pero sin embargo comen pescado y marisco. Muchísimos, de hecho. Hace poco fui a comer a casa de una amiga vegetariana (algo preocupada por qué me iba a dar de comer, porque a mí los vegetales no me hacen mucha gracia, salvo honrosas excepciones) y me recibió con una quiche de gambas (huevo y marisco)..así que…supongo que la confusión la crean quienes usan inadecuadamente el término.

        Me alegro de que te haya gustado mi tierra. Creo que tanto en Asturias como en Galicia, no podríamos consentir que te fueras con hambre. Y no sólo con los de fuera. Incluso en la propia famiia pueden llegar a ser un poco pesados si ven que no comes lo que te ponen, si no comes es que no te gusta, así que ¡hay que prepararte otra cosa!!!! Disfrútalo, tengo que reconocer que soy una asturiana atípica, porque no me gusta mi tierra, pero esta es una de las cosas que me encanta.

  3. Mami 1 Marzo, 2013 at 23:07 #

    Ku , ni soy vegetariana ni nada por el estilo, aunque , me conoces, como poco y en pequeñas cantidades y , al margen de algo que poco importa a tu publico , Los asturianos ( con independencia de su buena mesa ) son gente estupenda de la no dudo te trataran así : TAN BiEN , ( tan bien , como adjetivio y no como adverbio) Buena entrada de la que no dudo que tus anfitriones pueden estar orgullosos. TQ.

    • Carmen 2 Marzo, 2013 at 17:53 #

      Me consta que tú conoces lo suficientemente bien a los asturianos como para corroborar mis palabras (al margen de que comas mucho o poco ;) )

  4. Iván 2 Marzo, 2013 at 9:35 #

    Se come bien rico por mi Asturias , incluso vegetariano :)

    • Carmen 2 Marzo, 2013 at 17:58 #

      ¡Incluso vegetariano! Quién lo iba a decir :P

  5. machbel 3 Marzo, 2013 at 18:57 #

    Al ver las fotos me están entrando ganas de decir que soy vegano para que me sirvan esa lasaña, esas fabes y todo lo demás. Una pena que no lo tengan en carta, seguro que dentro de poco lo pondrán porque tiene una pinta estupenda.

    • Carmen 8 Marzo, 2013 at 14:17 #

      Si todos los vegetarianos se animasen a solicitar al menos una opción verde en los menús, seguro que poco a poco todos los restaurantes contarán con ella. Somos un nicho pequeño, pero también viajamos… y cada vez somos más :D

      Un abrazo!

  6. Alberto 3 Marzo, 2013 at 20:56 #

    Como ya te dije, me impresiona ver que Asturias, asociada siempre a carne, embutido y comidas intensas y de matanza pueda ser tan ecofriendly. Espero más artículos culinarios. Un saludo y felices viajes

    • Carmen 8 Marzo, 2013 at 14:21 #

      Como le digo a Víctor en el comentario anterior, todos los restaurantes deberían contar al menos con una opción veggie friendly, ¡con lo sencillo (y barato) que es hacer una menestra de verduras! En este caso Asturias me ha demostrado que con sus recursos naturales puede hacer en un pispás auténticas delicias, y así como yo me he ido encantada de allí, espero que ellos también tomen nota de que los vegetarianos “existimos” :)

      Un abrazo!

  7. Fran Soler 4 Marzo, 2013 at 10:06 #

    Si es que Asturias es mucho Asturias!! Comas lo comas seguro que el resultado es extraordinario!! Que disfrutes de tu nueva vida vegetariana!!!! Un abrazo

    • Carmen 8 Marzo, 2013 at 14:22 #

      Jajaja, la disfruto mucho :) ¡Un abrazo fuerte, Fran!

  8. Nair 10 Marzo, 2013 at 7:04 #

    Me sentí tan identificada con este artículo! Yo soy vegetariana hace más de 3 años, y siempre que digo que lo soy me veo acosada con preguntas del por qué, y si extraño la carne, y todas esas cuestiones, además de también sentirme un poco culpable del “por qué no nos avisaron que no comías carne” y “qué le hacemos de comer a esta chica?”, igual me pasa como a tí!! Y también cocino mucho mejor desde que soy vegetariana, coincido totalmente que hay miles de platos sin carne que soy deliciosos. Encima en Argentina, mi país, son todos muy carnívoros. Me ha encantado este artículo, me interesaría leer más todavía sobre las delicias vegetarianas de los lugares que visitas! Muy bueno! :)

    • Carmen 18 Marzo, 2013 at 2:58 #

      Viviendo en Argentina tienes verdadero mérito, Nair! Me alegra que te hayas gustado el post, escribiré más sobre la cocina vegetariana del mundo en un futuro, que hay mucha y muy buena :D

  9. Edurne 9 Abril, 2013 at 14:21 #

    Hola Carmen,
    Hace ya unos años que te empecé a leer ya que mi pareja y yo estuvimos viajando durante un año en el 2010 por muchos de los sitios que has estado tu también, me gustó mucho leerte.No se si te acordarás, el blog se llama Fotografiacomopuedas. Estuve preguntándome que sería de tí ;) , te busqué de nuevo y la casualidad ahora es que también nosotros somos veganos, yo desde hace unos 6 meses pero él un poco más.
    Creo que China nos hizo abrir los ojos un poco al ver que se vendían perros para el consumo, y nos hizo reflexionar sobre que en España lo hacemos con otras especies, que por supuesto, sufren igual.
    Por cierto, soy de Lanzarote, pero mi pareja es de Torrelavega, así que en Asturias ya sabremos donde ir! No se si conoces en Santander ¨El Trasmiera¨es un bar donde tienen la opción de vegano, y está muy rico .

    Un saludo,

    • Carmen 9 Abril, 2013 at 20:23 #

      ¡Cómo no me voy a acordar! Qué gracia, está claro que quien viaja por esos mundos y empieza a ver y plantearse cosas, antes o después tiene que cambiar algo :) Del Trasmiera he oído hablar, pero aún no he tenido oportunidad de ir. Dile a tu novio que si es de Torrelavega en la Avda. de España está “Musli” una hamburguesería muy cuca con opciones de autor y veganas :D

      Por cierto, ¿donde vivís ahora? ¡Sería estupendo quedar!

      • Edurne 10 Abril, 2013 at 18:54 #

        Vivimos en Lanzarote, pero este lunes estaremos en Torrelavega unos días, estarás?Apuntaré el ” Musli”, En Suaces, está también, La Casa Nostra, con un postre de tarta de calabaza que está…! Y paro ya de decir sitios que parece que me lleve comisión ;)
        Pues estaría genial vernos, ya nos dices!

        • Carmen 11 Abril, 2013 at 20:44 #

          Sí, sí, yo vivo en Suances y ya me han hablado de La Casa Nostra, al parecer es nuevo. Iré en mi próxima visita a la tierruca :D Lamentablemente ahora estoy en Madrid, pero si vais a menudo, estamos en contacto para vernos a la próxima!

  10. Goti 21 Abril, 2013 at 13:05 #

    Solo quería darte las gracias ;) Aparte de carme genial y de dar bien la información (muchos de estos blogs son más de compartir experiencias más que facilitar dónde han estado o cómo ha sido) me has aliviado bastante. Voy este verano a Asturias y tenía miedo veganamente hablando a que solo encontrara platos guisados con carne -se entiende que en Gijón o en Oviedo no hay problema, pero en pueblos de montaña nunca sabes lo que te vas a encontrar- . Gracias! :D Pd: probaré alguno de los que mencionas..seguro.

    • Carmen 23 Abril, 2013 at 17:12 #

      ¡Hola Goti!

      Otra vegana más en el club :D No hay mucho que pueda añadir a lo ya dicho, más que subrayar que aunque en Asturias cuentan con una huerta excelente y como digo son súper amables y hospitalarios, te recomiendo avisar con antelación en alguno de los restaurantes a los que vayas para que estén preparados. No vaya a ser que ese día no tengan fabes sin chorizo y te veas obligada a comer ensaladas todo el tiempo…

      Si vas a alguno de los restaurantes que menciono en el post y les avisas, seguro que tienes suerte, ¡y poco a poco iremos consiguiendo que se incluyan opciones veganas en los menús! ;)

      Un abrazo y suerte!

    • Camino 28 Abril, 2013 at 13:45 #

      Hola, buenas tardes. Yo vivo en Asturias, no soy vegana (de momento) pero sí lo son amigos míos y soy de las que se agobia al pensar en una comida “de fiesta” para ellos :( . Además tengo problemas para encontrar restaurantes veganos en Gijón y Oviedo. Os agradecería que publicáseis direcciones que supiéseis. Gracias por adelantado.

      • Carmen 30 Abril, 2013 at 14:07 #

        ¡Hola Camino!

        Yo no soy de Asturias, pero aquí queda tu mensaje, ¡espero que alguien te pueda ayudar!

        Un abrazo!

  11. Claudia 7 Junio, 2013 at 4:21 #

    Hola Carmen:

    Soy asturiana afincada en Pekín desde hace dos años. Llegué por casualidad ayer a tu blog y me he leído una gran parte de las entradas del blog. Muchas de ellas de lugares en los que yo misma he tenido la fortuna de poder estar: China de Norte a Sur, India, Vietnam, etc, etc. Me ha gustado especialmente leerte porque me ha ayudado a ver cómo un país, un lugar, una cultura y su gente, pueden influir y calar de diferente manera a cada uno de los que tenemos la suerte de conocerlos. Por poner un ejemplo, Vietnam marcó una huella en mi muy profunda y positiva; mientras que India no tanto, fui muy feliz allí, aprendí quizá como en ningún sitio, pero su huella ha pasado más desapercibida – excepto por el Norte, que se ganó a pulso un hueco en mi memoria que perdurará siempre.

    En cualquier caso, te escribía para darte la enhorabuena por el blog, y para decirte que me alegro que te hayas ido de mi tierra con tan buenas experiencias. Yo soy vegetariana desde hace años y entiendo lo difícil que puede a llegar a ser, no ya sólo en Asturias, si no en el resto de España, salir a comer fuera, etc. en un lugar donde la carne y el pescado tiene tanta presencia. Para eso, ¡India = paraíso!

    Una vez más, enhorabuena por tu vida. Un saludo,
    Claudia

    ps. Anécdota: una de las primeras entradas que leí cuando descubrí tu blog tenía por título la canción de Extremoduro “dulce introducción al caos”. Hacía mucho que no les escuchaba, a pesar de ser mi grupo español favorito. Creo que desde que me marché de vivir de España no habían pasado por mis oídos. Llevo desde entonces, desde leer tu entrada, con “la ley innata” on repeat! :)

    • Carmen 17 Junio, 2013 at 23:54 #

      ¡Hola Claudia!

      ¿Sabes? Después de leer tu comentario también yo me he puesto la canción :)

      Tienes toda la razón: cada país y cada viaje cala de forma diferente en una persona u otra. Ya lo he dicho más veces, pero lo repito: tengo muchas ganas de regresar a Vietnam para comprobar cómo sería mi experiencia ahora, tres años después y más o menos sabiendo lo que “me voy a encontrar”. Y por qué no, a China también.

      Ser vegetariano (y más aún vegano) no es nada fácil en este país, pero a todo se acostumbra uno. ¡Qué te voy a contar a ti! Por suerte cada vez hay más opciones, y lo que sí es una alegría es llevarse sorpresas como la mía en tu tierra, aunque ya te digo… en ello influyó muchísimo la hospitalidad y la buena intención de la gente con la que tuve el gusto de encontrarme. Ojalá no sea la última vez :)

      ¡Un abrazo!!

  12. Claudia 10 Junio, 2013 at 11:34 #

    Qué bonito post!

    Suerte con la nueva alimentación, yo llevo más de 2 años siendo vegetariana (no vegana aunque no bebo leche pero sí como queso) y la verdad me acostumbré bastante rápido. Aunque es bien frustrante llegar a algunos lugares (sobre todo cuando se viaja) y no encontrar nada que no lleve carne. No tengo que ir muy lejos, en Ávila pasé un calvario para encontrar qué comer, hasta unos calabacines rebozados tenían jamón dentro!

    Me apunto lo de Asturias por si algún día voy.

    Saludos,

    • Carmen 18 Junio, 2013 at 0:02 #

      ¡Hola Claudia!

      Sé perfectamente de lo que hablas. La de platos que no habré pedido yo, teóricamente vegetales al 100%, para encontrarme con… ¡una salsa de queso de regalo, por ejemplo!

      A veces se hace un poco cuesta-arriba, pero yo creo que tiene más recompensas que “peros”. Si no, ninguno aguantaríamos :)

      ¡Un abrazo fuerte!

  13. Andrea 15 Junio, 2013 at 12:54 #

    Hola! La verdad es que me he emocionado leyendo esto. Soy asturiana y vegetariana (aunque desde hace poquito) y me encanta que te hayas sentido a gusto en Asturias. Me encanta Asturias y me encanta su comida que, aunque la carne juega un papel importante, es muy variada y siempre puedes encontrar alternativas. Estáis todos invitados!

    Un saludo y que puxa Asturies! ;)

    • Carmen 18 Junio, 2013 at 0:05 #

      ¡Gracias, Andrea!

      Si tienes alguna sugerencia de restaurantes veggie-friendly en tu tierra, sería estupendo que los compartieses aquí para que todos podamos probarlos :D

      ¡Un saludo!

  14. Irene 3 Noviembre, 2013 at 3:54 #

    Acabo de descubrir este blog tan estupendo :) Yo también soy vegana desde hace unos añitos. Justo estaba leyendo varias entradas de hace tiempo en las que hablabas de la comida durante los viajes (y del consumo de perro en China, qué triste la imagen :(), y estaba pensando en lo chungo que puede llegar a ser a veces pedir un plato vegano cuando aquí la mayoría de veces no se enteran de lo que como y lo que no aunque lo repita mil veces jajaja.
    En fin, que me ha encantado el blog y lo pienso seguir de cerca :) Tengo muchísimas ganas de viajar en un futuro próximo por cualquier parte del mundo y sin duda este blog será una guía maravillosa además de un blog lleno de experiencias interesantísimas.
    ¡Saludos!

    • Carmen 19 Noviembre, 2013 at 8:03 #

      ¡Hola Irene!

      Las veganas nos comprendemos, ¿verdad? ;) En este sentido te recomiendo viajar a India o Nepal, donde ser vegetariano es lo “normal” (bueno, del lácteo sigue siendo complicado librarse, pero es cuestión de estar al tanto) u otros países asiáticos, donde al menos hay más opciones.

      ¡Un abrazo fuerte y gracias por tus palabras!

  15. Laura 7 Noviembre, 2013 at 17:32 #

    Me encanta!!
    Buscando “restaurantes vegetarianos en asturias” en Google te encontré.
    Yo soy asturiana y vegana ^_^
    Me alegro de que hayas tenido tan buena experiencia.
    Ahora sigo el blog :)
    Sigue así!

    • Carmen 19 Noviembre, 2013 at 8:04 #

      ¡Gracias, Laura!

      Si conoces buenos restaurantes vegetarianos en Asturias, no dudes en compartirlos aquí, ¡nos vendrán muy bien al resto!

      ¡Un abrazo!

  16. Elena 24 Mayo, 2014 at 18:29 #

    Carmen, me ha encantado descubrir tu blog :) Soy vegana y estoy dando la vuelta al mundo ahora mismo… y comer en algunos países se hace algo difícil!

    Por cierto, soy asturiana, por eso he llegado precisamente a este post, y no sabes la envidia que me da que te prepararan platos así! Cuando estoy en Asturias, si salgo a comer fuera, ya me cuesta bastante que me entiendan cuando pido una ensalada sin atún ni huevo…

    Saludos!

    • Carmen 1 Junio, 2014 at 20:15 #

      Suele pasar, desgraciadamente nadie es profeta en su tierra. Yo en Cantabria también tengo mis problemillas…

      Lo que tenemos que hacer es pedirlo una y otra vez hasta que nos escuchen. ¡No cuesta tanto (NADA) poner una opción vegana en los menús!

      ¡Un saludo!

  17. Medea 27 Octubre, 2015 at 1:22 #

    Soy asturiana y vegetariana y me ha emocionado leer este post. Un saludo!

  18. Luis 2 Abril, 2016 at 22:04 #

    Podrias dar mas nombres de donde has comido? Me asusta un poco el viaje por alli

Deja un comentario