Menu

De Nong Khiaw a Luang Prabang en barco

El gran Mekong

Todo aquel que haya viajado al sudeste asiático conoce la importancia del Mekong, ese gran río que naciendo en la Cordillera del Himalaya discurre a través de China, Myanmar, Tailandia, Laos, Camboya y Vietnam en un recorrido de casi 5.000 kilómetros que finaliza con su desembocadura en las aguas del mar de China.

Para los habitantes de estos países el Mekong más que un simple río es fuente de vida. Proporciona agua para los cultivos y, por supuesto, pescado. También es lugar donde bañarse e incluso jugar en el caso de los niños. A todo esto hay que añadir su papel como canal de comunicación, el cual cobra mayor importancia en temporada de lluvias, cuando las peores carreteras quedan convertidas en un barrizal.

Mercado flotante de Cai Rang, en Vietnam. Delta del Mekong.

 

Muchas ciudades importantes han sido levantadas a orillas del Mekong, entre ellas Vientiane, Luang Prabang y Phnom Penh. En cualquiera de ellas (y en las más pequeñas también) podemos contratar excursiones o comprar un billete de barco para navegar sobre las aguas del gran Mekong, una experiencia que sin duda alguna debe figurar en el Top 5 de Cosas que Hacer en el Sudeste Asiático, en caso de existir dicha lista.

Uno de los mejores recorridos para probarlo, y el que yo siempre recomiendo, es el que une Neak Leung en Camboya con Chau Doc en Vietnam: una alternativa para cruzar la frontera entre ambos países de una forma diferente, tranquila y con unos paisajes de película.

Viaje de Camboya a Vietnam en barco sobre las aguas del Mekong

 

Hoy, sin embargo, voy a hablar de otro trayecto distinto: el que une el pueblecito de Knong Khiaw con Luang Prabang, en Laos. En realidad este recorrido no es sino un fragmento muy pequeño de un largo viaje de dos días que comienza en Huay Xai (pueblo fronterizo con Tailandia), pero si no habéis tenido oportunidad de empezar vuestra ruta allí o con seis horas de viaje en barco os dais por satisfechos, el recorrido de Nong Khiaw a Luang Prabang colmará todas vuestras expectativas y saciará vuestras ansias de Mekong por una buena temporada.

Aunque, haciendo honor a la verdad, es necesario aclarar que en este caso la primera parte de la travesía no discurre por el Mekong propiamente dicho, sino sobre las aguas del río Nam Ou, un afluente del Mekong en cuyas orillas, como veíamos el último día, se levanta la apacible Nong Khiaw. El Nam Ou y el Mekong se encuentran más o menos a la altura de las cuevas de Pak Ou.

En el embarcadero: compra de billetes

PB118850

Taquilla de Nong Khiaw

 

Casi todos los hostales y restaurantes de Nong Khiaw se ofrecen como intermediarios para comprar los billetes de barco, pero recurrir a ellos y pagar la consiguiente comisión no es en absoluto necesario, al menos en lo que a los barcos públicos se refiere. Si vuestra intención es tomar un barco privado con paradas en diferentes puntos, como pueden ser las cuevas de Pak Ou, quizá debáis contratar la excursión de antemano.

La hora oficial de salida de los barcos públicos es las once de la mañana. Para comprar vuestro billete basta con llegar una hora antes y hacer cola en la taquilla del embarcadero junto a las decenas de mochileros que encontraréis en la misma situación que vosotros. El precio del billete de Nong Khiaw a Luang Prabang es de 110.000 kips (unos 10 euros).

PB118855

A eso de las once menos cuarto empieza el ajetreo. Barcos que llegan, barcos que se preparan para partir (dirección Luang Prabang o Muang Khua), y un gran apelotonamiento de personas luchando por conseguir el mejor sitio en la embarcación. Mi recomendación es que os lo toméis con calma: viajaréis incómodos igualmente ;). Ese tiempo mejor podéis emplearlo en desayunar fuerte en el pequeño restaurante que hay junto a la taquilla o comprar algunos bocadillos para el viaje, que es largo y sólo ofrece una parada en una orilla deshabitada a medio camino.

Cuando escuchéis gritos anunciando Luang Prabang habrá llegado el momento de tomar posiciones en la barcaza. Las mochilas, en la parte posterior convenientemente protegidas por lonas de plástico; los pasajeros, nunca menos de quince o veinte, sentados en dos largos y estrechísimos bancos de madera a cada lado del barco, nalga con nalga con los compañeros de asiento, rodilla con rodilla con los compañeros de enfrente. Margen de movimiento: cero.

La travesía

PB118868

Más o menos a las once y media el barco por fin empieza a moverse, y la incomodidad pasa a un segundo plano para ceder todo el protagonismo a los paisajes: frondosas selvas, islotes de arena y altas montañas rocosas que parecen nacer directamente del fondo del río componen un espectáculo que es un deleite para la vista.

PB118892

PB118888

A decir verdad, no hay mucho más que pueda contar al respecto, ya que el viaje transcurre sin complicaciones ni altibajos. Son seis horas de lento y agradable paseo (con una única parada para hacer pis y estirar las piernas a mitad de camino) a través de escenarios idílicos cuyo silencio sólo se ve roto de vez en cuando con el encuentro  de unos niños bañándose, unos pescadores o unas mujeres lavando la ropa. Una delicia.

PB118873

PB118910

PB118883

Personalmente opino que lo único que puede romper el encanto del momento es la incomodidad del asiento. Parece que estas cosas no deben decirse a riesgo de “quedar mal”, pero yo no me lo callo: después de cinco horas y media sentado en ese tablón y sin posibilidad de movimiento, a uno se le queda el culo cuadrado. El daño sería perfectamente evitable si en lugar de viajar veinte personas en la barca, viajasen doce, pero no se le puede pedir más a una travesía que por 10 euros nos lleva a través de algunos de los paisajes más maravillosos y vírgenes del sudeste asiático.

PB118900

PB118899

Parada de servicio, en mitad de ninguna parte

PB118917

Luang Prabang (no pude hacer más fotos)

 

La guinda del pastel la pone la llegada a Luang Prabang. Cuando la vi aparecer desde el barco, con los tejados de sus casas y templos asomando entre los árboles y palmeras a la luz de la próxima puesta de sol, rompí a llorar como una auténtica imbécil. Cada vez me da más reparo contar estas cosas (no quiero que este blog parezca una novela de Danielle Steel), así que lo dejaré ahí: sencillamente, en que Luang Prabang es un lugar lo suficientemente importante para mi como para hacerme llorar de emoción al volver a él. En barco, el regreso fue doblemente mágico.

 

¡Compártelo!
Share on Facebook5Tweet about this on TwitterPin on Pinterest1

, , , , , ,

14 comentarios en De Nong Khiaw a Luang Prabang en barco

  1. Purkinje (mapaygps) 13 Febrero, 2012 at 13:48 #

    Yo no pude ir ver el Mekong ya que la duración del viaje nos lo impidió, pero nos quedamos con muchas ganas! Espero que pronto podamos hacer alguno de estos recorridos…

    • Ku 17 Febrero, 2012 at 9:57 #

      ¡Tienes que hacerlo! En Laos, en Camboya, en Vietnam… ¡es espectacular!

    • Pinky 7 Mayo, 2017 at 22:17 #

      Hola, gracias por el blog, ahora estoy en Luang Prabang y he estado en Nong Khiew, ya no hay barcos publicos de Nong khiew a Luang Prabang, ohj, lo puedes alquilar privado pero muchisimo mas caro.

  2. Creo que he venido a repetirme, pero para esta zona del Norte de Laos no tengo más que superlativos y adjetivos de los que hacen soñar.

    Y no, creo que no eres la única que hubiera soltado una lágrima al alcanzar Luang Prabang. ¡Tenías que haber preguntado si tienen ya listas de personas para el asilo!

    ¡Un abrazo y a seguir así!

    • Ku 17 Febrero, 2012 at 9:58 #

      Si cuando estuve allí me hubieses dicho que ya tenías hasta casa mirada, te la hubiese quitado Antonio! A la tercera va la vencida dicen, ¿no? ¡La próxima vez que vaya me quedo!

      Un abrazo enorme!

  3. José Carlos DS 15 Febrero, 2012 at 13:52 #

    Un paseo de lo más agradable por el Mekong, preciosas vistas y muy buenas fotos sacaste, el único pero, el asiento, pero que le vamos a hacer por ese precio no se puede pedir más jeje

    Un abrazo!

    • Ku 17 Febrero, 2012 at 10:02 #

      Precios del sudeste asiático, lujos asiáticos :P

  4. Fran Soler 18 Febrero, 2012 at 12:46 #

    Que ganitas le tengo a Laos Carmen!!! Como me de la vena me piro este verano unos días!! Y este paseo por el mekong me parece una experiencia fantástica!!! Lo apunto :-)

    • Ku 21 Febrero, 2012 at 11:18 #

      ¡Hola Fran!

      Si algún día “te da la vena”, Laos es el lugar donde escaparse… lo malo es que quien va luego nunca se quiere ir!

  5. Pau 6 Mayo, 2013 at 17:13 #

    Hola Carme,

    Estic acabant de mirar opcions per moure’m per Laos i el trajecte aquest en barco es molt apetecible. Sabries dir-me si (tot i que suposo que per llògica si) es podia fer el recorregut en sentit contrari? Gràcies!! Jo en principi tenia pensat entrar per el sud i sortir per el nord.

    • Carmen 10 Mayo, 2013 at 18:22 #

      Hola Pau,

      El recorrido se puede hacer en sentido contrario, por supuesto!!

      Un saludo

      • Anabella 17 Enero, 2014 at 4:16 #

        Hola Carmen! si pudieras recomendarme un trayecto en barco cuál sería, ¿el de huay xai a luang prabang de 2 días o el de luang prabang dirección muang khua? gracias!

  6. Pilar 16 Marzo, 2014 at 22:23 #

    Hola!!
    Voy a hacer un viaje de 3 semanas a Vietnam con mi pareja y estábamos pensando si ir a Laos y cómo y por dónde entrar. ¿Qué nos recomiendas?Gracias!!

    • Carmen 3 Abril, 2014 at 11:20 #

      ¡Hola Pilar!

      Lo que yo hice fue entrar por Sapa, como puedes leer en este post. De todas formas, tranquila:yo tuve mala suerte con la carretera y el viaje no tiene por qué ser tan largo.

      En cualquier caso, te recomiendo entrar por el norte (disculpa si no te digo los nombres de los pasos que hay, ahora no tengo esa información). Ya que solo dispones de tres semanas y, si te centras en Vietnam, supongo que a Laos le dedicarás menos tiempo, mi consejo es que vayas a directamente a Luang Prabang, que es lo que bajo ningún concepto te puedes perder. Y despues ya, si te sobra tiempo, sigues viendo cosas.

      ¡Un saludo!

Deja un comentario