Menu

Policías y ladrones en Sri Lanka

Reconozco que cuando viajo con mochila durante varios meses seguidos soy un poco cutre. No me avergüenzo porque no podría sostener este estilo de vida de otra forma; esto es algo que algunas personas no entienden. Generalmente, cuando alguien se va de vacaciones una o dos semanas no le importa tirar la casa por la ventana y concederse todos los caprichos. Cuando tu vida es viaje no puedes mantener un ritmo tan alto de gastos día tras día (a menos que seas rico, y no es mi caso): toca hacer cuentas, moderarse e intentar ahorrar, igual que en casa.

Cuando hace unos días comenté que Sri Lanka es un país un poco caro, lo hacía sobre todo desde el punto de vista de un mochilero acostumbrado a viajar por India o el Sudeste Asiático (y todavía más específicamente desde mi propia perspectiva: la de una persona que llevaba seis meses con la casa a cuestas, viviendo al día). No obstante, el que los precios de las atracciones turísticas en este país son muy elevados es un dato objetivo e impepinable. Uniendo ambas cosas, quizás comprendáis (y quizás no) que si existe la posibilidad de no pagar por ver algo (dentro de los límites de la legalidad y sin perjudicar a nadie) yo la aprovecho, como creo que harían muchos en mi lugar (sé que estáis ahí, no me dejéis sola).

Sri lanka: Visita a Polonnaruwa gratis

[Momento “guilty pleasure” en Polonnaruwa.]

Ya sabéis que cuando viajé a Sri Lanka por primera vez estaba enferma. Anuradhapura fue nuestra  primera parada, pero los dos primeros días lo único que vi fue el techo de mi habitación mientras yacía en la cama sudando la fiebre. El tercer día me encontré un poco mejor y dije “¡Ya está! ¡No podemos perder más tiempo!”, así que agarré un paraguas que me prestó el propietario de la guesthouse para protegerme del sol, y muy despacito empezamos a caminar hacia la ciudad antigua. Lo cierto es que me sentía bastante débil y temía que me diese un bajón, viéndome obligada a regresar a la habitación en cualquier momento: un motivo más para buscar la manera de evitar pagar los 25 dólares que cuesta el ticket que da acceso a la zona arqueológica.

En Anudharapura esto es muy fácil, ya que la antigua ciudad antigua ocupa una amplia extensión de terreno que no cuenta con una entrada como tal. Ni entrada, ni verja ni nada que limite el perímetro de la zona “de pago”; solo unas taquillas salpicadas aquí y allá, y algunos vigilantes a los que dar esquinazo. Que uno de estos vigilantes te pare y pida que le enseñes tu ticket es una lotería, y en ese caso solo hay que hacerse el despistado y pagar. O dar un rodeo y volver a intentarlo por otra parte.

Sri Lanka, Anuradhapura, entrada, ticket, gratis

Lo malo de entrar de extranjis es que no te relajas. Estás todo el tiempo pendiente, mirando a tu alrededor (lo que te hace parecer aún más sospechoso), temiendo que una mano se pose sobre tu hombro y te lleven a la cárcel (bueno, tanto como eso no).

Pero también es divertido. Unos días antes de llegar a Anudharapura había leído un post de Aniko Villalba en el que menciona un libro (Lonely Planet’s Guide to Experimental Travel) donde se proponen diferentes juegos para viajar y conocer los lugares de forma distinta. Es curioso que sin saber que esto del “viaje experimental” existía como concepto, yo ya lo había probado anteriormente, y en este caso, aunque no fue intencionado, reparé en que estaba haciendo algo parecido: mi visita a Anudharapura fue un juego de policías y ladrones.

Además de mirar constantemente en todas direcciones y escondernos cada vez que veíamos a cualquiera con pinta de vigilante, al principio tenía tanto miedo de que nos detuviesen (esa tarde era mi única oportunidad para verlo todo, ya que al haber “perdido” tres días queríamos abandonar la ciudad a la mañana siguiente), que tomaba fotografías de cada dagoba a decenas de metros de distancia, “por si acaso”. He aquí un ejemplo:

Sri Lanka, viajar, que ver, triangulo cultural

[Esta foto está tomada unos minutos después de la anterior. Como veis, me fui acercando poco a poco, por si las moscas, temiendo que cualquier fotografía podía ser la última.]

Viaje, Sri Lanka, Triangulo Cultura, ticket

[Una vez junto a la dagoba, foto rápida con todo el “garaje” en medio, antes de que aparezca nadie. Yo llamo a esta práctica la llamo “la anti-fotografía”.]

viajar, sri lanka, precio, gratis, anuradhapura,

[Al final no viene nadie y tienes tiempo de sobra para hacer fotos de verdad, e incluso divertirte un poco haciendo el tonto.] 

En cuanto a Polonnaruwa (cuya entrada también cuesta 25 dólares), el modo en que conseguimos entrar gratis es una de las mejores historias de este viaje, pero (lo siento mucho) quedará para siempre en el más absoluto secreto. Suele pasar con las buenas historias. Eso sí, advertidos estáis de que todo lo que Anuradhapura tiene de fácil, Polonnaruwa lo tiene de difícil (el recinto es cerrado, cada pocos metros un vigilante solicita tu ticket antes de dejarte avanzar…). Diría que colarse es casi imposible, aunque seguro que alguno lo ha hecho. ¿Ideas?

Sri lanka, Polonnaruwa, que ver, precio, gratis, pagar, entrada

Entréis como entréis, tanto Anuradhapura como Polonnaruwa son dos visitas imprescindibles. Las antiguas capitales de los reinos que precedieron a este país que ahora llamamos Sri Lanka son dos magníficas muestras de la grandeza de esta pequeña isla del golfo de Bengala, de Historia tan poco conocida por el gran público. Y aunque la Historia os importe poco, nadie puede permanecer impertérrito ante las gigantescas dagobas (estupas) de Anuradhapura: en ninguna otra parte veréis cosa igual.

Para más información, os recomiendo la lectura de los post que mi amigo Sele escribió al respecto (Anuradhapura y Polonnaruwa). Suscribo cada una de sus palabras y, como ser más riguroso y minucioso que él es imposible, para qué añadir más. Yo me limito a contar la parte canalla (en los post de Sri lanka estoy haciendo mucho hincapié en ella, ahora que lo pienso). Por otro lado, si bien ambas ciudades me encantaron (muy especialmente Polonnaruwa: las edificaciones del Cuadrángulo son una maravilla), hubo otros dos lugares que todavía lo hicieron MÁSy eso es de lo que a mí realmente me apetece hablar… el próximo día.

Anuradhapura, viajar, gratis, entrada, pagar

viajar, sri lanka, triangulo cultural, que ver, precio

viajar, sri lanka, triangulo cultural, que ver, gratis

Sri Lanka, que ver, polonnaruwa, gratis, visita

que ver en Sri lanka, polonnaruwa, gratis, ticket, triangulo cultural

¡Compártelo!
Share on Facebook45Tweet about this on TwitterPin on Pinterest0

, ,

16 comentarios en Policías y ladrones en Sri Lanka

  1. Sebastián 29 Mayo, 2014 at 17:49 #

    Hace un par de días te pregunte por twitter si elegir entre Vietnam o Sri Lanka. Este post me hace dudar nuevamente de la elección ;w;
    Y es que no sé, soy un aficionado a la arqueología y gran parte de mi viaje es por eso, pero también soy geólogo y una de las principales razones para visitar Vietnam son sus sistemas karsticos y sus cuevas maravillosos. Además quizás quede satisfecho de templos pues antes visitaría el norte de Tailandia, Myanmar, Indonesia y Camboya.

    Que interesante lo del juego. Genial la foto detrás de la estatua :)

    • ale de Viajar Cueste lo que Cueste 30 Mayo, 2014 at 0:19 #

      yo voy del 10 al 30 septiembre sola a Sri Lanka asi que si necesitas compañia aqui estoy
      un abrazo

    • Carmen 1 Junio, 2014 at 20:29 #

      ¡Hola Sebastián!

      En ambos lugares vas a disfrutar. Son completamente diferentes, pero con todas tus aficiones a cada uno le sacarás provecho. Eso sí: en el Sudeste Asiático, como dices, tienes más opción de moverte y ver más variedad de cosas (y es más barato). Sigue a tu corazón ;)

      ¡Un abrazo!

  2. Ivy 29 Mayo, 2014 at 18:55 #

    Nosotros nos colamos de manera algo accidental en el museo de carlsberg, en Copenhague. Y el carne de estudiante de cuando reinó Carolo también lo he sacado a pasear en alguna ocasión. En recintos arqueológicos, creo que no.
    Me está gustando lo que me estás enseñando del país, me lo apunto!

    • Carmen 1 Junio, 2014 at 20:32 #

      Colarse de manera accidental… me suena :P

  3. Marshal 29 Mayo, 2014 at 21:22 #

    Yo en Anuradhapura tampoco pagué, no hay casi guardias y con la bici que alquilé era fácil sortearlos… Me sentí un poco mal porque es verdad que en teoría el dinero es para mantener las ruinas pero 25 euros por aquello me pareció un robo… lo de Polonnaruwa me parece más normal y ahí si que me parece imposible colarse, ya podrías contar como lo hiciste!

    Lo que si hice yo y seguramente poca gente ha hecho es no pagar en Sigiriya… Lo hice sin querer queriendo la verdad. En vez de pillar el bus que usa todo el mundo, no sé cómo terminé en uno en el que no había ni un turista y se paraba justo debajo de la gran piedra, en vez de la entrada normal del recinto donde pagas los tickets (claro que yo no sabía eso cuando me bajé).

    Mi idea era subir a una roca más pequeña que hay enfrente para observar Sigiriya y evitar pagar los 30 exagerados dólares, pero el caso es que empecé a subir escaleras pensando que encontraría las taquillas en cualquier momento, hasta que vi que ya estaba casi arriba del todo. Cuando ya pensaba que no pagaría nada, en el último momento (creo que era en las pinturas “eróticas”) había un checkpoint. Lo habría pasado fácilmente con un grupo de turistas pero me asusté un poco y los guardias lo notaron, así que me dijeron de pagar ahí. Les dije que no tenía dinero y empezaron a rebajar a 20$, 15, 10… terminé pagando 6 o 7 :)

    • Carmen 1 Junio, 2014 at 20:34 #

      Lo de Polonnaruwa de verdad no lo puedo contar, solo decir que no nos colamos: entramos sin pagar entrada, que es distinto. Y hasta aquí puedo leer ;)

      En Sigiriya ya sí pagamos religiosamente sus 30 dólares. Suerte que es una maravilla, así que después pude convencerme de estar contenta con la inversión, pero ya les vale. Son precios carísimos lo mires por donde lo mires.

      ¡Un saludo!

  4. Úrsula 30 Mayo, 2014 at 11:24 #

    Marshal en qué bus te subiste? Nosotros fuimos andando… Des de la zona de los alojamientos hasta allí había escasos 10 min…

    Nosotros tampoc pagamos en Anuradhapura y en Sirigya sí, fue la única ruina en la que entramos y valió la pena!!! ;)

    • Carmen 1 Junio, 2014 at 20:37 #

      Vale mucho la pena, ¡pero es caro! ;)

  5. Aniko 31 Mayo, 2014 at 1:00 #

    ¡Gracias por la mención! :)
    Y sí, estoy con vos en esta: si se puede entrar sin pagar (y sin perjudicar a nadie), que así sea. Cada dólar ahorrado son más días viajando.

    • Carmen 1 Junio, 2014 at 20:38 #

      ¡No hay de qué! Para que veas que te sigo siempre… en la sombra :D

  6. Rosalinda 31 Mayo, 2014 at 1:46 #

    Me encanta tu blog!!!! te he empezado a seguir! y es fascinante!! ojala algún día pueda viajaren tus tours!! mientras eres bienvenida a México y en especifico a Chiapas!!! jejeje saludos!! dese estas tierras

    • Carmen 1 Junio, 2014 at 20:40 #

      ¡Muchas gracias por la invitación!

      Espero poder ir a México pronto…

      ¡Un abrazo!

  7. Pau 2 Junio, 2014 at 16:18 #

    Pero qué pillina ella :P

  8. Ramón 25 Septiembre, 2015 at 22:11 #

    Este año he viajado con la family a Sri Lanka y después de pasar por Anuradhapura y Polonnaruwa y pagar los sendos precios de la entrada como buena familia perfectamente estructurada de clase media occidental, caímos en un “hotelito” de habitaciones sencillas, desayuno-cena delicioso entre cocoteros, mangos y monos.
    De estos que lleva una familia con niños, la madre de los cuales se desvive por el cliente con una sonrisa en la cara, y te explica minuciosamente cómo te ha preparado el curry del día y tú piensas “joder, podría apuntarme las recetas para cuando vuelva a Barna”.

    Bueno, pues después de unos días nos decidimos a preguntar si sabían el por qué de esos desorbitados precios en un país tan barato y nos explicaron que el Estado decidió subir el precio de la entrada para los extranjeros después de la guerra con los Tamiles para poder invertir el dinero necesario en la reconstrucción de las zonas afectadas. Pensamos que en tal caso no hubiera estado demasiado bien quejarse, pero tal vez es solo un timo. Un abrazo!

    • jose 28 Abril, 2016 at 13:42 #

      ramón, te acuerdas del nombre del hotel?¿ estoy preparadome el viaje ahora y suena fantástico lo que cuentas del hotel. Gracias

Deja un comentario