Menu

Money, money, money

Un punto fundamental a la hora de planificar este viaje ha sido el del dinero. Concretamente: cómo llevar y disponer del dinero que con tanto esfuerzo he ahorrado, sin ser atracada en el intento.

Cuando preparamos un viaje corto, es algo que se tiene menos en cuenta (algunos puede que ni se lo planteen). Si hemos contratado un paquete por agencia y la mayoría de los gastos están cubiertos, podemos incluso llevarnos el dinero en efectivo con nosotros, y en caso de haber calculado mal y andar justos, siempre podremos tirar de la tarjeta de crédito. En el caso de un viaje por libre (por ejemplo, un mes de interrail por Europa) más de una vez tendremos que hacer uso del plástico, para lo que la principal recomendación es, en lugar de sacar muchas veces cantidades pequeñas, tratar de sacar pocas veces cantidades algo mayores, y así evitar en la medida de lo posible las temidas comisiones.

Cuando el periodo de estancia va a ser largo, pero en un mismo lugar, como es el caso de los estudiantes Eramus, la opción más sencilla es la de abrirse una cuenta en el país de destino, con el fin de poder operar y disponer de nuestro efectivo de la misma manera que lo haríamos en nuestra ciudad.

Sin embargo, cuando el viaje a realizar, además de largo, es multidestino, los problemas se multiplican. Resulta evidente que no vamos a abrirnos una cuenta en cada país que visitemos, pero tampoco querremos regresar después de ocho meses y comprobar que nos han cobrado cuatrocientos euros en comisiones (sobre todo en presupuestos tan ajustados como el mío, donde cada céntimo cuenta).

Así pues, existen tres formas de llevar nuestro dinero:

Efectivo

Siempre es recomendable llevar algo en efectivo, pues nunca se sabe lo que puede pasar, y si nos roban la tarjeta, o se estropea, al menos tendremos algo para ir tirando hasta que nos la repongan. ¿Dólares o euros? En mi opinión, a día de hoy el euro es admitido en todo el mundo casi tanto o más que el dólar, por lo que no debería suponernos ningún problema, aunque nunca está de más llevarse una pequeña parte en billetes de Tío Sam por si las moscas. Eso sí, ya sabéis que al cambiar de euros a dólares se van a  llevar su parte también, y si esos dólares volvemos a cambiarlos, donde sea, por la moneda local, con la consiguiente comisión, al final es un pico… Yo he pensado llevar algo así como 100 dólares guardados en el fondo de la mochila, para una emergencia muy, muy puntual.

Una cosa más: ¡cuidado con las cantidades! Si las tarjetas nos las pueden robar, el dinero no va a ser menos. Hay que intentar llevar lo justo (y bien escondido, por ejemplo con una de esas riñoneras extraplanas para debajo de la ropa), para que en caso de percance los daños sean mínimos. La que aquí escribe es especialista en este tipo de contratiempos (el último: robo a mano armada en el aeropuerto de Milán: 400 euros) y puedo aseguraros que una tontería así puede fastidiar un viaje. Por último, pero no menos importante: para aquellos con ciertas dificultades a la hora de administrarse (ejem…), el hecho de llevar encima lo justo puede evitarnos caer en la tentación de gastar el dinero en cosas innecesarias.

Tarjetas

¿Crédito o débito? ¿Visa o Mastercard? El principal inconveniente (además del omnipresente peligro de robo) son las comisiones. Para tratar de evitarlas, he estado estudiando todas las opciones de todas las cajas y bancos de España, hasta que he dado con esto:

Caixa Nova: La cuenta joven NX, para menores de 30 años, tiene una Mastercard de débito que no cobra comisiones en ningún cajero del extranjero (puntualizo extranjero, porque dentro de España no funciona así). Yo ya tengo la mía.

Y como colchón de seguridad, pues no todas las tarjetas son aceptadas en todas partes, he contratado también la todopoderosa Visa. Una Visa de crédito concretamente, el extremo opuesto. Con ésta sí que cobran comisiones al disponer del efectivo, tanto dentro como fuera de España, pero como digo, la llevo sólo para casos de urgencia, en caso de no poder operar con la Mastercard. Su precio es de 34 euros anuales, pero creo que compensa. Problema: para los que somos o hemos sido recientemente estudiantes, y aún no hemos trabajado (al menos “legalmente”), la Visa de crédito requiere un aval para asegurar que vas a poder afrontar los gastos. En mi caso, al no contar con nómina que me respalde, del dinero que tengo en mi cuenta me bloquean 600 euros con ese fin. Sinceramente: con el presupuesto que tengo, 600 euros “menos” es una putada. Pero me voy más tranquila sabiendo que no me voy a quedar colgada en caso de que la Mastercard falle, y bueno… esos 600 euros sé que estarán esperándome  a la vuelta, que tampoco me vendrán mal (aunque ahora mismo esté echando espuma por la boca).

[Otra alternativa para viajeros menores de 29 años: Si Caixa Nova no tiene sucursal en vuestra ciudad, otra opción a tener en cuenta es la que ofrece la tarjeta jóven de Kutxa: 1€ de comisión al disponer de efectivo en cualquier lugar del mundo, sea cual sea la cantidad].

Cheques de viaje

Se compran en el banco por el importe deseado. A su favor tienen que son nominales, personalísimos e intransferibles, por lo que en caso de pérdida o robo, nadie puede disponer de ellos, ya para ello hay que enseñar un documento identificativo. Sin embargo, no resultan fáciles de cambiar en todos los países, y también tienen algo de comisión. Personalmente, he decidido prescindir de ellos.

Servicio de banca a distancia

¡Importantísimo! Aunque no sea una forma de llevar el dinero, lo incluyo por su utilidad la hora de gestionarlo. Es un servicio que ofrece el banco mediante el cual podemos ver el estado de nuestra cuenta, nuestros movimientos, así como realizar órdenes de transferencia o traspasos a través de internet. Normalmente te lo activan en el momento de abrir la cuenta, pero de no ser así no tenemos más que ir a nuestro banco y solicitarlo.

Con todo esto, creo que voy bastante segura de no quedarme colgada en ninguna parte. En caso de que así fuese (que me lo robasen todo, todito, todo), las salidas de emergencia se encuentran situadas ambos lados del avión.

¡Compártelo!
Share on Facebook0Tweet about this on TwitterPin on Pinterest0

,

18 comentarios en Money, money, money

  1. .melo 25 noviembre, 2010 at 17:59 #

    Buenas tardes Carmen,

    Creo que con una VISA (o con una Mastercard, salvo la excepción que comentas de Caixa Nova y no se si tiene algo parecido la Kutxa) te cobran comisión por sacar dinero en un cajero o en la ventanilla de un banco, pero no por comprar con ella (salvo que financies el pago en varios meses).

    En ese caso le cobran al vendedor, no al comprador.

    Buen viaje

    • Ku 25 noviembre, 2010 at 18:03 #

      Gracias melo!

      Creo que tienes razón (ahí mis conocimientos financieros, que se noten, jeje), así que modifico la información. Sería muy raro que te cobrasen comisión a la hora de pagar en cualquier establecimiento.. al menos a mi nunca me ha pasado, no sé por qué lo he puesto..

      Veo que piensas ir a Birmania en marzo-abril del año que viene, probablemente coincidamos!

      • .melo 25 noviembre, 2010 at 18:05 #

        Guay.

        Ah, recuerda que en Myanmar no hay cajeros automáticos.

        En el resto de los países tienes casi en cualquier ciudad mediana o grande.

        No se si pasas por Camboya, ahí no hay muchos cajeros pero en las ciudades principales si buscas, encuentras.

  2. panedu 25 noviembre, 2010 at 17:59 #

    Lo que te voy a decir ahora no tiene nada que ver con esto.. pero te va a resultar muy util

    En mis últimos viajes he ido con una PDA que tiene wifi y la conecto a internet (donde pillo) y con el programa skype puedo llamar por telefono a casa (a un fijo)

    Tienes dos opciones:

    Una gratuita que te deja cada vez que te registras.
    La otra recargar desde Spain 10€ y hacer las llamadas que quieras.

    PD: En Japón me vino muy bien jejejejeje

    • Ku 25 noviembre, 2010 at 18:03 #

      Bueno, sí que tiene que ver con el dinero y cómo administrarlo (gastar lo menos posible, en este caso =P)

      Lamentablemente PDA no tengo, pero teniendo en cuenta que internet en esos paises no es excesivamente caro (me han hablado de casos de incluso 30rps/1h en India (unos 40 céntimos de euro), creo que podré permitirme un ratito de conexión cada xdías. Lo malo es que entre actualizar el blog, subir las fotos, llamadas, y que el año de banda debe brillar por su ausencia.. ejem.

      De todas formas, explícame un poquito eso de skype para llamar a fijos, ¿sabes más o menos si merece la pena o para cuántos minutos da la recarga? Es que, si compensa, creo que lo prefiero a tratar de explicar a mi familia cómo usarlo ellos en su ordenador…

  3. javixas 25 noviembre, 2010 at 18:00 #

    Yo iré detrás de vosotras por birmania, junio quizás…. así que id dejando pistas.. jejejeje

    Lo de la VISA no te cobran comisión como dice Melo al comprar pero si te ponen una tasa de cambio… 3% muchas veces… lo recuerdo de viajes a china… lo que no se es si es variable, o siempre o como funciona. Lo mismo pasa si compras por Internet en otro país con una VISA. Suelen aplicar una comisión por tasa de cambio.

    Lo de la tarjeta de la Caixa me ha encantado, me lo voy a mirar porque estaba en “búsqueda y captura” de alguna tarjeta asi y no encontraba nada…

    • .melo 25 noviembre, 2010 at 18:06 #

      Si, pero tasa de cambio tienes también si sacas con la VISA en el cajero (o incluso si cambias euros a moneda local)

      • javixas 25 noviembre, 2010 at 18:07 #

        exacto! jejeje. Da para mucho el tema tarjetas!!!! es el comecocos más grande antes de salir de viaje!

  4. javixas 25 noviembre, 2010 at 18:00 #

    Ah y respecto a lo de los dólares, no te creas que es tan raro por el sudeste asiático lo de que no te acepten euros, hay varios pasos fronterizos pero no recuerdo cuales (creo que el de nepal incluso) donde solo se puede pagar en dólares… pero como dices por lo general el euro se admite, yo nunca he tenido problemas, pero esos dolares te vendrán de lujo seguro

    • Ku 25 noviembre, 2010 at 18:07 #

      Sí, algo he leído yo de alguna frontera (Nepal precisamente no, pero otras, aunque también dependerá del “vigilante” de turno que te toque..) e incluso para la entrada a no se cual monumento en Birmania (creo) donde sólo aceptaban dólares.. para cosillas así lo llevo, aunque espero que sean casos muy puntuales =)

      Mírate lo de la Caixa Nova, porque está muy bien de verdad. Te puedo asegurar que he preguntado en (casi) todos los bancos de España, y todos, quien más y quien menos, te cobran su tanto por ciento… y esta nada de nada (los gallegos, que son muy salaos). Aunque eso sí, piénsate lo de contratar la otra también, porque jugárselo todo a una carta.. como en un sitio no te la acepten..

      • javixas 25 noviembre, 2010 at 18:08 #

        Claro, claro, lo de la VISA de crédito ya la tengo, la uso de emergencias en España y lo mismo haré en Asia, pero lo que no sabía era la de Caixa Nova. De verdad que es la alegría del día, porque no me hace ninguna gracia que al final de un viaje se me vayan mas de 300 eurazos en comisiones como he leído en viajes de otra gente… eso es casi el presupuesto de un mes!

        • .melo 25 noviembre, 2010 at 18:09 #

          Si, lleva dos (y guárdalas separadas) por que si se te ralla o desmagnetiza una, o simplemente te la traga un cajero te veo el resto del viaje tirando de ‘Western Unions’ ;)

  5. Kirvi 25 noviembre, 2010 at 18:09 #

    Veo que lo tienes todo organizado perfectamente!!!! Así me gusta!!! Ha estado muy bien la info de las tarjetas, para la próxima ya lo se!!!

    • Ku 25 noviembre, 2010 at 18:10 #

      Una información útil para cuando pongamos en marcha nuestra empresa Besos Kirvi!

  6. Gromit 25 noviembre, 2010 at 18:10 #

    Mmm…
    Curioso…
    Viento en popa y a toda vela…
    Ten cuidado con dónde guardas las tarjetas… La mía volvió inutilizada del viaje a Japón…
    Y mírate lo del Skype, que a lo tonto, igual te ahorras un bastante en llamadas a casa…

    • Ku 25 noviembre, 2010 at 18:11 #

      Estoy en ello: fase de investigación sobre comunicaciones. Averiguando también si sale más a cuenta llamar desde locutorio o comprarse una prepago allí (al menos en India, que es donde voy a pasar más tiempo). Aunque doy por hecho que voy a estar bastante incomunicada en general, una llamadita cada tres semanas a casa para que oigan mi voz no estaría mal..

Trackbacks/Pingbacks

  1. ¿Cómo llevo el dinero en un viaje de varios meses? | Crónicas de un argonauta - 16 abril, 2013

    […] una idea de lo que han hecho otros viajeros, como Blai de Una vida en mil viajes y Carmen de Trajinando por el mundo, me ayudó a […]

  2. Prepara tu gran viaje: El dinero | Crónicas de una argonauta - 8 octubre, 2015

    […] una idea de lo que han hecho otros viajeros, como Carmen de Trajinando por el mundo, me ayudó a […]

Deja un comentario