Menu

Sky Diving en Wanaka: mi salto al vacío en Nueva Zelanda

No recuerdo una primera vez en la que haya pensado “me gustaría tirarme en paracaídas”. En realidad creo que nunca me lo había planteado; no se me había ocurrido que fuese un “deporte” o una actividad al alcance de todo el mundo. Falta de interés, supongo. Hasta que llegué a Nueva Zelanda.

En Queenstown los carteles anunciando Sky Diving sólo se ven superados por los anuncios de Bungee Jumping. Lo segundo ni se me pasa por la cabeza hacerlo: sería incapaz de saltar por mi propia voluntad a un río o un precipicio. Lo primero, tras mucho escuchar maravillas de ello, tras muchos “va a ser la mejor experiencia de tu vida”… ¿Por qué no? Si había un momento y un país para tirarme desde un avión, sin duda había llegado a él. La idea me daba miedo, claro, pero ya de pasar un mal trago, ya de pagar 350 euros por un subidón de adrenalina, que fuese a lo grande. ¡Puentecitos a mi!

Skydive Wanaka

Así, medio en broma medio en serio, la idea de hacer Sky Diving fue cobrando vida propia. Todas las decisiones las tomé sin ser realmente consciente de ello: riendo decidí que, de saltar, lo haría sobre el lago Wanaka; riendo envié un email reservando hora para el sábado por la mañana; y riendo comencé mi viaje en autostop el viernes, confiando secretamente en que algo sucedería y el salto se suspendería. Supongo, porque si no, ni yo misma comprendo tanta risa.

La noche antes, en la oscuridad de mi tienda de campaña, sufrí un ataque de pánico. Las imágenes de todos los vídeos vistos hasta el hartazgo en Youtube se negaban a dejarme dormir: el momento en que la puerta se abre, las piernas cuelgan del avión, la tierra se ve como un tablero de Monopoly… “Que no, que no, que no lo hago. ¿Pero por qué tengo que pasar yo por esto? ¡Encima, pagando! Diré que llovía, que no pudo ser, cualquier excusa”. 

Skydiving fotos caseras (01)

Cuando llegó la mañana, y con ella un sol radiante que dejaba la decisión en mis manos, el miedo se esfumó. O eso creo. Dejé de pensar y me limité a subirme en la furgoneta de SkyDive Wanaka, rellenar los papeles donde asumía el riesgo de mi propia muerte, y tratar de memorizar cada una de las instrucciones que salían del dvd que tenía en el asiento de delante. Si un dvd era mi única fuente de información minutos antes de saltar al vacío, la cosa no debía ser tan grave. “¿Sabes compensar tus oídos?” “¿Que si sé QUÉ?”. Mierda, quedarme sorda me daba más miedo que espachurrarme contra el suelo o sufrir un infarto en plena caída.

A partir de ahí todo sucedió deprisa. “Saluda a la cámara” (“¿Pero qué me está preguntando éste ahora?”), “Ponte el arnés” (“¿Seguro que esto no se suelta?”), “Hola, soy tu tándem máster y este es mi primer salto” (“¿Cuántas veces al día haces esta broma?”), “Vayamos al avión”. Llegó el momento.

Skydiving fotos caseras (06)

Mentiría si dijese que que cuando subí a aquella pequeña avioneta naranja estaba nerviosa. Pero me resulta tan extraño asumir que no lo estaba (¡iba a saltar al vacío desde una altura de 12.000 pies!) que la única explicación que se me ocurre es que toda la tensión acumulada hasta ese momento, los días antes, la noche antes, sobrepasó un especie de barrera y dejé de sentir. Ni siquiera cuando el avión comenzó a ganar altura, el nudo del estómago (ese que esperaba desde hacía horas, el mismo que me impide tragar bien cuando me subo en la “Lanzadera” de los parques de atracciones) se dignó a aparecer. Nada.

SkyDive Wanaka (02)

No obstante, sé que tampoco estaba tranquila porque no conseguí disfrutar plenamente del maravilloso paisaje que tenía bajo mis pies: el lago Wanaka, el río Clutha, el monte Cook… todo ello visto desde las alturas componía una imagen indescriptible. Y sin embargo,  yo sólo podía pensar en que quería que la puerta se abriese para saltar de una vez.

Saltar de una vez.

SkyDive Wanaka (04)

SkyDive Wanaka (05)

SkyDive Wanaka (06)

A partir de aquí, podría añadir emoción a la historia hablando del pánico, de la sensación de caer, del nudo en el estómago, de la velocidad… pero también mentiría. La “sensación de caer” dura dos segundos justitos y, personalmente, he sentido mucha más impresión en la ya aludida “Lanzadera” de los parques de atracciones.

A partir del segundo tres o cuatro, cuando el miniparacaidas estabilizador (nombre inventado por mí ahora mismo, se admiten correcciones) se abre y quedas boca abajo mirando a la tierra, se siente…. ¿Qué se siente?  No lo sé, pero miedo no es. En absoluto.

SkyDive Wanaka (08)

SkyDive Wanaka (11)

De hecho, durante aquellos 45 segundos de caída libre tuve que obligarme a recordar que estaba descendiendo a una velocidad de 200 kilómetros por hora sin nada que me atase a ninguna parte, porque si me guiaba por mis sensaciones, se me olvidaba. “Venga, Carmen, ¡siente un poquitín de miedo! Sólo un poquito, que has pagado por ello. Esto se puede romper en cualquier momento.. Al tipo éste puede darle un ataque epiléptico y terminar los dos hechos un par de hamburguesitas, vuelta y vuelta, antes de que puedas pensarlo”. Nada, ni pizca de miedo. Al contrario: me sentía de maravilla y sólo quería que esos 45 segundos pasasen lo más lento posible.

SkyDive Wanaka (13)

SkyDive Wanaka (16)

Pero cuando estás disfrutando el tiempo pasa muy deprisa. Cuarenta y cinco segundos se convierten en quince, notas un tirón, el paracaídas se ha abierto, y tu “cameraflyer” se despide con la mano porque va a esperarte en tierra firme para inmortalizar tu aterrizaje.

Ya sólo queda disfrutar de las vistas. ¡Y menudas vistas! Ahora sí puedes fijarte en todo… Pero aunque tus ojos lo ven, tu corazón está pensando: Quiero hacerlo otra vez. Quiero repetir hoy mismo.

 

Recomiendo encarecidamente el salto con SkyDive Wanaka, unos auténticos profesionales con los que es imposible no sentirse en buenas manos. El pack de salto a 12.000 pies + cameraflyer +handicam +fotos (si es vuestra “primera vez” querréis inmortalizarlo por todos los ángulos) cuesta 599 dólares kiwis. ¿Podéis encontrar algo más barato en otras partes del país? Es posible, pero dificilmente habrá un escenario que pueda compararse con el que ellos ofrecen.

 

Si queréis ver más fotos del salto (merecen la pena) podéis pasar por su galería de Flickr.

Y ahora sí: aquí está el vídeo. Conste en acta que me da cierta “vergüencilla” mostrarlo, porque esa cara de sapo que tengo al saltar del avión, sumada al gorro rojo, no me favorece nada :P

¡Compártelo!
Share on Facebook1Tweet about this on TwitterPin on Pinterest0

79 comentarios en Sky Diving en Wanaka: mi salto al vacío en Nueva Zelanda

  1. Egoitz 27 Febrero, 2012 at 15:16 #

    Cómo me molan esos saltos!

    Digo yo que el gorrito rojo tendrá poderes o algo porque él si que lleva casco XD

    • Ku 28 Febrero, 2012 at 8:05 #

      ¡Buena observación, Egoitz! ¿Por qué él lleva casco y yo no?? En su momento ni reparé en ello (una prueba más de que, pese a lo que yo pudiese creer, nerviosa sí estaba, jaja) Aunque, a decir verdad, si algo falla a miles de metros de altura… el casco sirve para poco :P

      ¡Un abrazo!

  2. Saray 27 Febrero, 2012 at 15:16 #

    Vaya experiencia Carmen!! Puf, pero yo pienso en el momento en que te pones sentada en la avioneta a punto de saltar y…la verdad es que me sorprende que no estuvieses nerviosa (nerviosiiiiiiisima) justo en ese momento!

    Las fotos y el vídeo están genial! Gracias por compartirlo! Y como dices parecen unos buenos profesionales los que te acompañaron. Quizás algún día me anime…

    Buen camino hacia el norte!!

    • Ku 28 Febrero, 2012 at 8:07 #

      Mi teoría es esa, Saray: estaba nerviosa, pero atravesé una especie de barrera y ya, ni sentía… Debí entrar en una especie de estado de trance :P Algo sí te puedo asegurar: ¡es una experiencia para repetir!!

  3. JD (@aitor_vca) 27 Febrero, 2012 at 15:24 #

    :-OOOOO me sudan las manos sólo de ver el vídeo… El gorrito de piscina divino oiga… Pero cierto, por qué el lleva casco? xDD

    Lo siento pero no lo apunto en mi lista de los deseos… :-P diosquemiedo!

    • Ku 28 Febrero, 2012 at 8:09 #

      Jajajaja, nunca digas “de este agua no beberé” JD! Puede que no esté en tu lista de deseos (tampoco estaba en la mía), pero nunca sabes a dónde te va a llevar la vida! ;)

  4. Ana María 27 Febrero, 2012 at 16:31 #

    jajajaja me ha encantado el momento antes justo de saltar que tienes la cabeza hacía atrás y cierras los ojos y es como “Ok, que sea lo que Dios quiera”.

    Muy chulo!! ;)

    • Ku 28 Febrero, 2012 at 8:10 #

      Esa cara está para hacer un póster con ella, jaja. Yo por más que la miro no me identifico… refleja terror, ¡y yo insisto en que en esos momentos miedo no tenía!

  5. AnnaA 27 Febrero, 2012 at 16:39 #

    QUE CAÑAAAAAAA !!!!!

  6. TxemaCG 27 Febrero, 2012 at 16:45 #

    Tienes mi envidia eterna… hasta que me lo pueda permitir. Llevo años procastrinando el salto porque nunca tengo seguridad económica :-(

    • Ku 28 Febrero, 2012 at 8:15 #

      Pues deja de procastinar y hazlo ya! (y si lo haces, llámame, porque voy contigo). No me vengas con seguridades económicas, que no me vale como excusa!!

  7. Victor 27 Febrero, 2012 at 16:50 #

    Que bueno!!!! Lo mejor del video es tu cara cuando empiezas a caer!! “¡¡UAAAAUUUU UAAAAUUUUU!!” Lo he repetido según te lo leía en los labios jejejeje…

    • Ku 28 Febrero, 2012 at 8:16 #

      Mi cara… es un poema jajajja. ¡Pero es una experiencia alucinante, eso sí! Tienes que probarlo, Víctor!! :D

  8. esteban janiot 27 Febrero, 2012 at 18:05 #

    Hola Carmen impresionante tu vivencia del salto patético tal cual genial tu relato, eres única muchas gracias.

    • Ku 28 Febrero, 2012 at 8:16 #

      ¿Patético el salto?? No sé qué quieres decir!! Pero me alegro de que te guste el relato ;)

      Un abrazo!

  9. Jexweber 27 Febrero, 2012 at 18:10 #

    Los pelos como escarpias tengo!

    • Ku 28 Febrero, 2012 at 8:18 #

      Jajajaja, ¡atrévete, Jesús! Tenemos que hacer un blogtrip a Empuriabrava ya!

  10. Babyboom 27 Febrero, 2012 at 18:54 #

    Qué pasada de experiencia, a mí me encantaría hacerlo pero fijo que yo me hubiera rajado antes de montar en el avión, jejejeje. Menuda aventura!!! Un saludito. ;-)

    • Ku 28 Febrero, 2012 at 8:36 #

      ¡Qué va! Yo pensaba lo mismo: que una vez en el avión, cuando viese la tierra ten lejos, me bloquearía y no saltaría… ¡pero mira! Una vez que estás “en el lío” sólo puedes dejarte llevar ;)

  11. mami 27 Febrero, 2012 at 19:01 #

    Todavia me tiemblan las piernas, ( no te cuento nada del corazón porque si hablo de él esto seria un sainete ) ¡¡¡ KU!!! Hija, que impresion, que sensacion ( la mia. La tuya la cuentas tu mejor ) Un beso muy fuerte

    • Ku 28 Febrero, 2012 at 8:37 #

      ¿Entiendes ahora por qué no quería contártelo “antes”? ;) ¡La mejor experiencia de mi vida!

  12. Anna 27 Febrero, 2012 at 19:01 #

    Wow!! Tiene que ser una experiencia única!! Y más en el lago Wanaka… No se como pudiste reponder la mini-entrevista que te hicieron antes de saltar, yo creo que con los nervios se me olvidaría hasta el inglés!! Mis respuestas habrían sido: come on, come on, go… jejeje :-)

    Sigue disfrutando por NZ!!!!

    • Ku 28 Febrero, 2012 at 8:39 #

      ¿Pero tú has escuchado mis respuestas? ¡Si no sabía ni de qué me estaba hablando! jajajaja En fin, hacer un poco el ridículo de vez en cuando tampoco está tan mal :D Un abrazo!

  13. Criss 27 Febrero, 2012 at 20:52 #

    ayyy carmen!!! jajajaaja x dios!!! yo q tngo un poco de miedillo a los aviones, creo q esto seria la mejor venganza q alguien podria hacerme!!! el momento dl salto tiene q ser una tensionnn….tienes un par eh?? d verdad!! eso si…cuando estas mirando en el video la tierra debajo…es como una sensacion de poder no? y eso q no lo he vivido…son d esas cosas q para disfrutarlas y q sean inolvidables tienen q durar poco!
    desde luego q lo q tu haces es lo q yo llamo “aprovechar la vida” q suerte!!!

    • Ku 28 Febrero, 2012 at 8:46 #

      ¡La sensación es indescriptible, Cris! por eso precisamente ni lo intento. Además, es tan corto que tampoco tienes tiempo a analizarlo. A mi apenas me dio tiempo a pensar “¿por qué no tengo miedo? ¿dónde está el chute de adrenalina del que me habían hablado? ¡quiero pasar miedo!” jajaja. ¡¡Estoy deseando volver a hacerlo para disfrutarlo todavía más!!

  14. Riky 27 Febrero, 2012 at 21:15 #

    Que valor,y sin casco,, la verdad que tienes un merito…es tremendo, a mi me da pánico, bueno, no lo haría ni a punta de pistola..ja,ja,ja ..Otra experiencia inolvidable que apuntar en tu bitácora…

    • Ku 28 Febrero, 2012 at 8:48 #

      ¡Otra experiencia más, Riky! aunque me gustaría que no fuese la única… ¿Sabes que la mayoría de los monitores de esta empresa habían estudiado en Empuriabrava? Estoy por mirar precios y hacerme un curso completo! Igual cambio de profesión :P

  15. Dany 27 Febrero, 2012 at 22:20 #

    Buffff… me ha dado una cosilla en el estómago sólo de ver el video, así que no quiero imaginar si fuera yo el que va por los cielos… jajaja! Aunque quien sabe, lo mismo algún día me vea en alguna así.. Tiene que ser una experiencia genial :)

    • Ku 28 Febrero, 2012 at 8:50 #

      Es una experiencia irrepetible, Dany! Antes de hacerlo, cuando ves los vídeos de otros, da mucha cosilla, como dices tú. Pero es mucho peor lo que te imaginas, la idea que te vas a haciendo, que lo que luego realmente es, te lo aseguro!!

  16. Po 27 Febrero, 2012 at 23:06 #

    Muy bonito, toda una vida imponiendote que no vayas en moto, la media restante pendiente de a que hora llegas de copas, y, cuando menos te lo esperas, aunque la distancia no sea el olvido, mi hija se acopla, en el estricto sentido, a un calvo con cara de retransmitir la formula uno y se la ensancha la cara de felicidad durante cuarenta y cinco segundos. Mientras, tú miras los telediarios en espera de que no haya pasado nada en NZ.
    KU, el hecho de que este orgulloso de tus redaños no te exime de la que te va a caer al volver a casa. Vuelve cuanto antes. UN BESO.

    • Ku 28 Febrero, 2012 at 8:51 #

      Jajajajajaja, ahora cada vez que veo el vídeo, no puedo mirar al calvo a la cara sin reírme!! Pobre chico, ¡si no llega a ser por él!

      PD: Tal cual me lo pintas, no sé si volver a casa o no!!

    • Mari 29 Febrero, 2012 at 14:08 #

      Trata de arrancarlo Carlos!

      Pd. yo no vuelvo a casa se va a liar parda! ajajajjaja

  17. palmiguel 28 Febrero, 2012 at 2:04 #

    GUUUUUUUUUUaaaaaaaaauuuuuuuuuuuuuuuuuuuuuuu!!!!!!!! que pasada Carmen!!
    Sigue disfrutando a tope. Besines

    • Ku 28 Febrero, 2012 at 8:52 #

      ¡Se intenta! Muchos besos!!!

  18. Dave 28 Febrero, 2012 at 3:38 #

    Que tendrá Nueva Zelanda que todo el que va acaba saltando en paracaidas?

    Lo mejor no es la cara de antes de saltar, sino la de cuando no entiendes al principio lo que te dice el tipo (esa cara que se nos queda a todos los españoles cuando nos hablan en inglés avanzado)

    Eso si, enhorabuena. Yo no tendría pebrots suficientes.

    El instructor un poco hiperactivo, no?

    Un abrazo!!

    • Ku 28 Febrero, 2012 at 8:58 #

      ¡Hola Dave!

      Mi cara en la entrevista es un poema… pero en mi defensa he de decir que en esos momentos tenía los nervios a flor de piel, ¡sólo hay que ver cómo me muevo!

      El instructor cumplía su papel de showman a la vez que salvavidas :P La verdad es que tanto él como el cameraflyer eran dos tipos majísimos, de esos que no me importaría encontrarme en una discoteca…. a punto de saltar de un avión no es lo mismo, jajajaja!!

      Un abrazo!

  19. Helena 28 Febrero, 2012 at 10:19 #

    ¡Vaya tela! Vi la foto en facebook y me quedé de piedra… Yo, ni loca… ¡con el miedo que me dan las alturas!
    Eso sí, el vídeo es flipante. Me alegro de que disfrutaras la experiencia.
    Un saludo ;)

    • Ku 28 Febrero, 2012 at 22:36 #

      Yo no me canso de ver el vídeo… me alegro de haberme dejado los kiwis en un buen pack porque la verdad es que luego mola mucho tener el recuerdo :D

      Un saludo!

  20. Mari 28 Febrero, 2012 at 14:59 #

    A – L- U – C – I -N- A – N – T- E

    PD. nunca dejaras de sorprenderme…

    • Ku 28 Febrero, 2012 at 22:36 #

      ¡Ja! Todavía me queda alguna cosilla por hacer… :P

  21. Mari 29 Febrero, 2012 at 14:23 #

    PUES AVISAME QUE ME APUNTO! ;)
    y ya sabes que como repitas voy !

    • Ku 1 Marzo, 2012 at 13:47 #

      Tendremos que hacerlo a escondidas, señorita. No quiero ser desheredada por meterte por el mal camino :P

  22. Purkinje (mapaygps) 29 Febrero, 2012 at 18:05 #

    Woooooooooooooo!!! Me apasiona el paracaidismo. Todavia no he podido hacer caida libre, por el precio, pero llevo a mis espaldas 14 saltos en automático, y estoy deseando que se conviertan en muchos más!

    Lo malo es que si ahora algún día decides hacer Bungee, te va a saber a poco. A muy poco…

    • Ku 1 Marzo, 2012 at 13:49 #

      ¿En qué consisten exactamente los saltos en automático? (soy un pez en la materia).

      El precio tampoco es para tanto, en España hay saltos por menos de 200 euros… si es tu sueño, bien lo vale!! ;)

      • Purkinje (mapaygps) 1 Marzo, 2012 at 17:15 #

        Si, bien lo vale, pero ahora mismo tiene que esperar… ya vendrá!!

        En automático es como salen en las peliculas los paracaidistas… enganchas un ganchito a un cable, y cuando saltas por la puerta, el ganchito hace que se abra el paracaidas solo. Tarda unos 4 segundos, por lo que casi no haces caida libre. Pero lo bonito es que saltas solo, sin instructor en tandem ni nada, con lo que el disfrute de la experiencia es totalmente personal…

        • Ku 2 Marzo, 2012 at 3:35 #

          ¡Pues eso no dejar de ser una pasada! Aunque sólo sean 4 segundos de caída libre, el momento de saltar al vacío (¿a qué altura?) sigue siendo el mismo, ¿no?

          • Purkinje (mapaygps) 2 Marzo, 2012 at 10:29 #

            La altura más alta que he hecho han sido 800 metros. Lo normal eran 300 o 400. Pero como el paracaidas se abre ensegida da tiempo a disfrutar las vistas y hasta a hacer alguna foto! (con un miedo horrible a que se te caiga la cámara). Lo mejor es el momento de saltar, porque lo decides tú (aunque con un instructor detrás como en las peliculas, diciendo “salta! salta! salta”.

            Jo, me encanta!!!

            • Ku 3 Marzo, 2012 at 11:42 #

              ¡Pues imagínate a 4.000 metros! :D

  23. José Carlos DS 2 Marzo, 2012 at 4:28 #

    Me hace gracia con la tranquilidad que van grabando los amigos, me gustaría saber cuantas veces se han tirado ya, será como coger el coche para ellos XDDD

    Me alegra que al final te animaras, yo desde luego en cuanto se tercie la oportunidad y pueda costearme el desembolso, allá que voy a probarlo :D (mama no leas esto…)

    • Ku 3 Marzo, 2012 at 11:41 #

      Unos pedazo de profesionales los amigos :D Y sí, anímate! Es una experiencia increible. De hecho, en cada sitio al que voy ahora en Nueva Zelanda no hago más que mirar los carteles anunciando SkyDiving… ¡quiero repetir!

  24. Sonia 2 Marzo, 2012 at 13:57 #

    Madre mía que valiente que eres… yo creo que me moriría de miedo y en el último momento diría que no, que no me tiro! jajaj

    Muy bueno el artículo y el video. :)

    Un saludo,
    Sonia.

    • Ku 3 Marzo, 2012 at 11:43 #

      ¡Muchas gracias, Sonia!

      Yo pensaba lo mismo, la posibilidad de rajarme en el último momento, ya en el avión, la tuve muy presente todo el tiempo…. estaba convencida de que me daría un ataque de pánico. ¡Pero ya ves! Nada de eso. Es una experiencia fantástica :D

      Un saludo!

  25. moonflower 3 Marzo, 2012 at 16:24 #

    Olé tú Carmen!! Me quedo con tu cara cuando saltas y sueltas ese wowwwwwwww Tienes una cara de feclicidad que me he ha hecho casi sentir que estaba allí.

    Yo hace unos cuantos años tenía unas ganas locas de hacerlo, pero costaba tanta pasta que no pude permitírmelo (ahora es bastante más barato, a pesar de ser carillo). Van pasando los años y lo olvidas y al final que creo que hasta vas buscando excusas mil.. Pero me has hecho revivir la sensación y coger unas ganas locas de hacerlo. Creo que sólo es encontrar el momento,como te ha pasado a ti. Tengo que probarlo!!!

    Sólo he volado en parapente(además de aparatos con motor, obviamente) y fue increíble , así que la caída libre tiene que ser espectacular y en un lugar como Nueva Zelanda mucho más! Enhorabuena por haber vivido esa experiencia! Y por no haberte rajado segudnos antes de caer! jajaja

    Un abrazo

    • Ku 7 Marzo, 2012 at 0:27 #

      ¡Hola Carol!

      ¡No te pongas más excusas y hazlo! Como dices, ya no es tan caro, y te aseguro que es una experiencia que no tiene igual en el mundo. ¡Ayer casualmente soñé que volvía a tirarme! Y lo único que recuerdo del sueño es que me arrepentía porque era caro, jaja!

      Parapente yo no he hecho. Dudé mucho entre eso o SkyDiving cuando me planteaba en qué invertir mi dinero aquí… y como sólo podía ser una cosa, al final me dije: ¡a lo más impactante! Y no me arrepiento nada :D

      Un abrazo!

  26. Tony Lebowski 5 Marzo, 2012 at 1:19 #

    Anda que si te pasa como a este: http://www.youtube.com/watch?v=sjWRLaico2U

    • Ku 7 Marzo, 2012 at 0:33 #

      ¡Jajajajaja! Buenísimo el vídeo, no lo había visto. Al final he terminando recordando hasta los de Casillas :P

  27. Aniko 6 Marzo, 2012 at 23:34 #

    CAAAARMEEEENNNN!! Me muero! Qué valiente! Yo no sé si me animo a saltar al vacío, sos una genia. Estoy en Ait Benhaddou (Marruecos) intentando ver el video pero la conexión es muy lenta y solamente pude llegar a la parte en la que saltás. La sensación de estar cuasi volando debe ser increíble…

    • Ku 7 Marzo, 2012 at 1:03 #

      Es una experiencia increíble, Aniko, ¡debes probarla algún día!! Aunque de momento tenga que esperar hasta que regreses de Marruecos… Ya he leído que has sido estrella de Hollywood por un día,no? ¡Qué bueno! ¡Eso también es una experiencia! :D

  28. Javier 6 Marzo, 2013 at 9:17 #

    ¡Enhorabuena! Yo salté con SkyDive Madrid en Ocaña hace unos meses y se lo recomiendo a todo el mundo.

    • Carmen 8 Marzo, 2013 at 14:24 #

      Es una experiencia increíble, estoy deseando repetir :D

  29. Javier 8 Marzo, 2013 at 14:36 #

    Justo esto: “Pero cuando estás disfrutando el tiempo pasa muy deprisa. Cuarenta y cinco segundos se convierten en quince, notas un tirón” es el único peligro que yo le veo a todo esto: que como te entretengas más de la cuenta en disfrutar la caída libre, se te olvida abrir el paracaídas a tiempo… :)

    • Carmen 19 Noviembre, 2013 at 8:11 #

      Jajajaja! Tampoco es para tanto! Además, en este caso llevas un experto contigo para encargarse de eso ;)

  30. Rodi G 11 Noviembre, 2013 at 14:28 #

    Hasta no hace muchos años, existia una cosa llamada servicio militar en la que miles de jovenes españoles saltaban desde un avión con paracaidas tercermundistas si su destino era la brigada paracaidista.

    muchos de ellos años depués siguen saltando por placer ya que es una sensación que no se puede sustituir.

    • Carmen 19 Noviembre, 2013 at 8:12 #

      Sin duda la sensación es incomparable. Una pena que como “hobby” sea tan caro…

      • Rodi G 8 Enero, 2014 at 11:41 #

        Desde hace algunos años con la crisis en España ha bajado un poco el precio. Hay muchos saltos que están faltos de gente para completarse. Yo recomiendo para este tipo de actividades cuando te gustan ponerse en contacto con algún club o asociación del entorno en el que vivamos, así puedes estar informado/a de saltos y actividades a un coste muy bajo por no existir intereses comerciales, aunque manteniendo altos estandares de seguridad.

  31. Nadia 9 Enero, 2014 at 10:50 #

    ¡Toma ya!!! Enhorabuena!!! yo creo que sería incapaz de lanzarme…jajajajajaj

    • Carmen 11 Enero, 2014 at 8:56 #

      Lo bueno es que tú no tienes que hacerlo, lo hace otro por ti! ;)

  32. Valeria 21 Enero, 2014 at 0:02 #

    !Que emoción!
    Puedo decir que leer esto me llena de algo… es algo que me llena de varias emociones, algunas, realmente, en conflicto unas con otras….
    No se si me lanzaría a ello. Bungee Jumping, si, eso es cosa hecha, pero desde más al cielo, asi, como plomo al suelo, no se! Es muy diferente realmente?

    Si alguien me lee, y han saltado, como hicieron para decidirse? se siente sensación como de arrepentimiento en el momento? como se le hace para lidiar con ello?

    Uuuuuuy que impactante tener el sueño de saltar y al mismo tiempo este miedito a las alturas! :)

  33. Caro 6 Mayo, 2014 at 7:31 #

    Wooow, no se como o porque di con este blog jeje, soy Mexicana, mis planes son ir a NZ a estudiar ingles en julio por 3 meses, pero también me gustaría hacer muchas cosas aparte de estudiar, tengo un amigo que su sueño es aventarse en paracaídas y a mi no me late tanto, digo para que hacerlo? No está en mi lista de cosas que hacer antes de morir, pero acabo de ver tu relato y tu video y ahora estoy que me como las uñas por hacerlo, dices que te cobraron 599 dólares kiwis, eso fue en el 2012, estamos en el 2014 :o en cuanto me irá a salir? Jaja, me da más miedo lo que voy a pagar que el brinco que me voy a hechar.. Saludos y felicidades, gracias por compartir.

  34. Vic 10 Febrero, 2015 at 22:49 #

    la verdad es que leerte es sentir envidia (de la sana ¿eh?) aunque no sé si yo me atrevería con las alturas…¿qué sensación sigues teniendo hoy de todo ello?

  35. Roci 10 Febrero, 2015 at 22:50 #

    Habrá que incluir esta experiencia en el listado de cosas que hacer antes de morir :-)

    • Vic 16 Febrero, 2015 at 22:15 #

      Yo creo que buscaré otras…no me atrevo con algo tan radical…jajajajaja

  36. Lolo 21 Agosto, 2015 at 10:14 #

    Eres una valiente… yo no me atrevería con esto.

    saludos.

  37. Vic 21 Agosto, 2015 at 11:02 #

    Al final me picó la curiosidad y quiero probarlo. ¿Alguien sabe dónde se puede hacer en España?

    • Lolo 17 Diciembre, 2015 at 14:23 #

      Depende de tu zona. Si eres de la zona centro lo tienes fácil.

  38. Viajes por el mundo 5 Febrero, 2016 at 18:22 #

    En Madrid, Guadalajara, Ciudad Real, Cuenca hay sitios para “bautizarse”. Recomendado para públicos con gran amor por la aventura y que busque adrenalina.

Trackbacks/Pingbacks

  1. Bitacoras.com - 27 Febrero, 2012

    Información Bitacoras.com…

    Valora en Bitacoras.com: No recuerdo una primera vez en la que haya pensado “me gustaría tirarme en paracaídas”. En realidad creo que nunca me lo había planteado; no se me había ocurrido que fuese un “deporte” o una actividad al alcance de todo el mu…..

Deja un comentario