Menu

Couchsurfing: Primeras impresiones

Tras una semana metida en esto del Couchsurfing, y haber acogido a dos viajeros, creo que ya estoy en condiciones de hablar un poco de ello con conocimiento de causa.

Durante estos días he tenido en casa a un chico argentino de 28 años (de lunes a jueves) y a un alemán de 22 (la noche del viernes).  La experiencia, en general, muy positiva, aunque diferentes una de otra.

El chico argentino, por ejemplo, a pesar de ser quien más tiempo se ha quedado, era muy independiente. Tenía conocidos que también estaban de paso por Madrid y durante el día ha hecho, digamos, “su vida”, lo que por otra parte a mi me ha venido muy bien, ya que no me he sentido agobiada en ningún momento, sobre todo durante las horas en las que tenía que ir a trabajar. Por la tarde nos reuníamos para ir a tomar algo, cenar… con sus amigos, una chica americana y un griego, con quienes he compartido conversaciones muy interesantes. Leo, que así se llama, lleva viajando desde hace casi dos años, y me ha dado muchísima información útil para organizar mi viaje, algunos truquillos, a los que de otra forma no hubiese tenido acceso. ¡Ah! Y al irse, me ha regalado un pañuelo que compró en Guatemala, un detalle =)

Kris, el chico alemán, se ha quedado menos tiempo del que me hubiese gustado. Ha sido toda una sorpresa, sobre todo porque ni siquiera estaba planeado que viniese a quedarse, sino que le “encontré” en la sección Last minute de la página, solicitando con urgencia un lugar donde dormir en Madrid esa noche. Como digo, una sorpresa… sin saber nada de él, ni haber tenido apenas tiempo de leer su perfil para ver qué tipo de persona era antes de que llegase (y con el miedo añadido de no saber cómo iba a responder mi inglés, prácticamente en desuso desde hace años), hemos tenido una conexión estupenda desde el primer momento. Por la noche hemos ido a tomar unas tapas, luego de fiesta por Malasaña, y me he reido como no me reía en mucho tiempo. Una persona interesante, divertida, muy inteligente… en fin, una pena que no haya podido quedarse más.

En definitiva, una experiencia estupenda. Me he divertido, he aprendido cosas, ampliado mi biblioteca musical con grupos completamente desconocidos por aquí (¡y muy buenos!), practicado inglés, ganado amigos en otras partes del mundo… ¿qué más se puede pedir? Bueno, sí… tal vez que mis próximos huespedes no sean demasiado “geniales”, porque cuando al día siguiente tienen que irse… es un dolor.

Hombre, supongo que hay que verlo de manera positiva: he tenido la oportunidad de conocer a personas increibles que de otro modo nunca hubiesen entrado en mi vida. Pero no deja de ser durillo saber que todo tu contacto con ellos va a limitarse a estos dos días, a alguna conversación en internet, o en el mejor de los casos, a un futuro encuentro durante algún viaje a sus ciudades de origen. En fin, tendré que acostumbrarme a ello, a partir de diciembre yo también seré nómada…

Por otra parte, creo que voy a tener que bajar el ritmo en cuanto a recibimientos se refiere… Mañana llega una chica de Indonesia, la semana que viene dos alemanas, la siguiente un chino-australiano, y a finales de agosto dos chicas de la República Checa. Todos ellos para quedarse varios días. Creo que ya he cubierto mi cupo de este verano… ¡me estoy arriesgando a que Lorena me eche de casa a mí! Pero es que esto es bastante adictivo, y además ¡cada día recibo unas seis solicitudes! Supongo que es lo que tiene vivir en Madrid en verano…

¡Compártelo!
Share on Facebook
Facebook
0Tweet about this on Twitter
Twitter
Pin on Pinterest
Pinterest
0

,

2 comentarios en Couchsurfing: Primeras impresiones

  1. Gromit 25 noviembre, 2010 at 18:44 #

    Mmm…
    Curioso…
    Me alegro de que todas las experiencias sean positivas… Aunque reconozco que efectivamente tener un cierto “buen rollo” con alguien con quien vas a compartir escasas horas es un poco putada…
    Ánimo!

  2. Rubén 25 noviembre, 2010 at 18:45 #

    Siempre quedará el Facebook ^^ (El tuenti pa estas cosas se queda corto XD)

Deja un comentario