Menu

(Re)Descubriendo Bilbao: Puente Bizkaia y Txakolí

Puente Bizkaia

EL PUENTE BIZKAIA

Uniendo los municipios de Getxo y Portugalete, situados ambos en orillas opuestas del río Nervión, se encuentra el Puente Bizkaia, también conocido como “puente colgante” (aunque de colgante no tenga absolutamente nada).

Construido entre los años 1890 y 1893 tras el impacto generado por la Torre Eiffel en la Exposición Universal de París, el Puente Bizkaia fue declarado Patrimonio Mundial por la Unesco en el año 2006, siendo además el primer bien cultural español en entrar en la categoría de Patrimonio Industrial.

Motivos no le faltan. Ya de lejos, su altura impresiona. Recuerdo que una de las últimas veces que estuve en Getxo, pasé delante de él y tuve que detener el coche para quedarme un rato observándolo, tal fue la impresión que me produjo encontrármelo por sorpresa (hacía más de un año que no lo veía…).

Pero es que, además, el puente es bonito. Perdón, no era esa la palabra que estaba buscando… Elegante, eso es. Se trata de una construcción puramente estructural, un esqueleto desprovisto de cualquier elemento ornamental, cuya silueta estilizada y recortada sobre el cielo azul, impone respeto.

Lo que yo no sabía (ya el último día comentábamos eso de “perder la curiosidad” por las cosas que tenemos cerca) es que además de servir 24 horas al día para cruzar el Nervión en su transbordador, la parte superior que une las dos torres es una pasarela peatonal que puede visitarse por el módico precio de cinco euros.

Puente Bizkaia

Transbordador de vehículos, seres humanos y animales

 

Y allá que nos fuimos. Tengo que reconocer que la subida en el ascensor panorámico me impresionó un poquito; son “solo” 61 metros de altura, pero cuando estás ahí metido, en una estructura que a simple vista parece tan frágil, es difícil contener la sensación de vértigo (aunque no se padezca habitualmente). Una vez arriba, la sensación pasa, eso también es verdad; pero las vistas son tan bonitas que no hay tiempo para la decepción, y uno solo siente deseos de sacar la cámara y fotografiarlo todo, olvidándose por un momento de que el tiempo de la visita se agota y hay que cruzar al otro lado.

Puente Bizkaia

Portugalete desde el Puente Bizkaia

Portugalete y su Basílica de Santamaría

Getxo desde el Puente Bizkaia

Getxo y su Iglesia de La Merced

 

Tras la visita al puente hicimos un recorrido en coche que nos llevó hasta un bonito acantilado, de cuyo nombre no quiero acordarme, donde pudimos contemplar una preciosísima puesta de sol sobre el mar Cantábrico. Este comentario está un poco metido con calzador y podría ahorrármelo, pero quiero dejar una foto porque la verdad es que fue una maravilla, aunque la imagen no lo demuestre.

Puesta de sol

EL TXAKOLI

Y de ahí, aunque estábamos agotados del trajín de la mañana (me llaman la “trajinante”, ¡que no se diga!), cata sorpresa en el Palacio Mendibile, sede de Bizkaiko Txakolina: el Consejo Regulador de la Denominación de Origen “Txakoli de Bizkaia”.

Decían hace tiempo las malas lenguas que los vascos llaman al vinagre txakolí… o algo así escuché alguna vez (sólo que con una frase de esas populares mucho más graciosa). Y es que, al parecer, allá por el siglo XIX el txakolí vivió una época de declive que lo convirtió en brebaje de valientes, dado su sabor entre ácido y agrio… un caramelito, vaya.

Bueno, pues a raíz de los diferentes tipos y bodegas del susodicho caldo que he podido probar en los últimos días (y debo confesar que han sido unas cuantas copas), puedo afirmar con rotundidad que a día de hoy el txakolí, el buen txakolí, es un vino estupendo, que tan bien casa con un exquisito bacalao como con un chuletón de buey bien sangrante. Al menos, a mi me lo pareció ;)

Bizkaiko Txakolina

Bizkaiko Txakolina

Momento cata

 

COMER EN BILBAO: EL RESTAURANTE GURIA

Y hablar de bebida nos lleva, inevitablemente, al tema de siempre: la comida (a este paso, este blog va a cambiar su nombre a “Comiendo por el Mundo”).

La cena tuvo lugar en el Restaurante Guria, otro elegantísimo restaurante situado en plena Gran Vía bilbaína, donde nos deleitaron con un menú degustación de cuyos platos destacaré el salmón ahumado con revuelto de hongos, y por supuestísimo, el bacalao del chef, la especialidad de la casa.

[Reseña completa del restaurante aquí]

Una de las cosas que me gustan de este tipo de viajes, es la posibilidad que brindan de coincidir con personas con quienes se tiene más de una pasión en común. Así, la cena, además de exquisita, estuvo animada por frenéticas conversaciones sobre viajes o vueltas al mundo (qué raro suena, ¿no?) con mis compañeros Marc, de Viatge 365; Eva, de Eva i Aleix (quienes, por cierto, serán ponentes en el I Congreso Vuelta al Mundo que tendrá lugar el próximo sábado en el Salón Internacional de Turismo de Cataluña) y Luis; quien, como yo, fantasea con la idea de “trasladar” en un futuro su lugar de residencia a Bangkok por tiempo… indefinido.

Restaurante Guria

DORMIR EN BILBAO: EL HOTEL MIRÓ

Por fin regresamos al Hotel Miró a disfrutar y “partir la cama” de nuestras habitaciones; esas que por la mañana no habíamos podido ni ver debido a un error en la organización y a la prisa que teníamos por salir a patear la ciudad.

La mía, una habitación fantástica y muy moderna, con su pantalla extraplana, equipo de música,  dvd… y unas vistas privilegiadas que os mostraré el próximo día ;)

Hotel Miró - Habitación

_________________________________________________________________________________

Para terminar, y como mi amigo Laro, de Radio Altamira, suele decir: “ahora lo que toca es hablar de viajes”. De más viajes, en este caso. En el programa de “La Deshoja” de ayer domingo, Isa, Laro y yo viajamos a Camboya: de lo más hermoso, como los templos de Angkor, a lo más gris, como el terrible genocidio perpetrado por los Jemeres Rojos. ¡Espero que os guste!

PD: Otra posdata metida con calzador ;) Recordad que me he presentado candidata para la Vuelta al Mundo de Shandy Cruzcampo, y las votaciones se hacen todos los días. Si os gusta el blog, ¡apoyadme!

¡Compártelo!
Share on Facebook0Tweet about this on TwitterPin on Pinterest0

, , , , ,

15 comentarios en (Re)Descubriendo Bilbao: Puente Bizkaia y Txakolí

  1. Ku 4 abril, 2011 at 10:47 #

    FE DE ERRATAS: Escuchando el programa de La Deshoja me he dado cuenta, con horror, de que al hablar de los templos de Angkor no se me ocurre decir otra cosa que “comenzaron a construirse allá por el siglo XVI, XVII….”.

    Esto, naturalmente, es un tremendísimo lapsus!!! Cosas del directo chicos, ¡los nervios! Si mal no recuerdo, los orígenes de Angkor se remontan al siglo IX…

  2. Esther 4 abril, 2011 at 12:11 #

    Cuenta con mi voto, Carmen! Te mereces ganar por el estupendo blog que tienes con el que nos haces viajar, soñar, reir… mucha suerte!

  3. Gro 4 abril, 2011 at 13:48 #

    Mmm…
    Curioso…
    Siempre he querido ir a ver el susodicho puentecito… Y aún no he encontrado tiempo. Pero intentaré no dejarlo mucho más visto lo mucho que merece la pena…

  4. Riky 4 abril, 2011 at 15:27 #

    Hola Ku!

    Hablando de chacolí, no se si estas enterada de la polémica surgida entre Vascos y Cántabros por el nombre del vino, por lo visto se quieren quedar con el termino chacolí en propiedad, cuando esta documentado que en la Cantabria oriental, se elaboraban vinos blancos con ese nombre allá por el siglo XIX…
    En fin, política.. ya sabes.. Menudo homenaje que de as dado eh!.. por los tiempos de penuria.. je,je.. Un Besote!

    Ah! cuenta con mi apoyo

  5. Ku 4 abril, 2011 at 18:43 #

    @Esther Muchas gracias!!!

    @Gro Pues mira que lo tienes cerca, eh majo? No hay excusas!!

    @Riky Había escuchado algo así, pero con Burgos! En cualquier caso, no se puede negar que el nombre suena bastante vascuence… jeje Ya ves como me tratan Riky, ¡hay que aprovechar! Los tiempos de penurias se acercan… ¡quedan dos meses! Y muchas gracias por el voto!!!

  6. Iker 4 abril, 2011 at 22:48 #

    jaja, qué fuerte, no te lo vas a creer pero al sacar una foto al puente colgante le has sacado una foto a mi casa!!

    Buena entrada. Me encanta tu blog por cierto.

    Saludos! Iker

    • Ku 4 abril, 2011 at 23:32 #

      Hola Iker!

      Qué quieres que te diga: vives en muy buen sitio ;) (aunque Cantabria no está nada mal tampoco, eh?? :P). Me encanta Getxo, últimamente voy bastante por ahí =)

      Me alegro de que te guste el blog, ¡un abrazo!

  7. Blai 6 abril, 2011 at 17:22 #

    Me gusta muchísimo este puente y mira que nunca he ido con todas las veces que he estado en el País Vasco… En fin, excusa para volver!

    También me ha gustado (como no) la participación en la radio, me ha hecho recordar muy buenos momentos del pasado viaje a Camboya…

    Por cierto, como van todos los preparativos para el gran viaje?!

    Un abrazo!

  8. José Carlos DS 6 abril, 2011 at 18:30 #

    Siempre me ha llamado un montonazo el Puente Bizkaia, genial estructura :D

    Aunque la última imagen de la habitación con esa pedazo de cama, tampoco está mal XD

    A ver si me escucho los últimos programas de trajinando, que con las obligaciones cotidianas y perfilar algunas cosas en mi blog (hoy anuncio de sorpresas), no he tenido tiempo :(

    Saludos!!!! :P

  9. Ku 7 abril, 2011 at 20:06 #

    @Blai: Siguen avanzando! Ya he ido a por la documentación para solicitar los visados ruso y chino, aunque todavía no lo he entregado porque tengo mis dudas con China… Cómo decirlo: el hombre de la Central de Visados no me dio excesiva confianza (parecía no tener ni idea del asunto) y me gustaría informarme mejor antes de hacerlo a través de ellos. Pronto más novedades!

    @José Carlos: Cómo te gusta levantar expectación, ¿eh? jajaja! Estos días he estado un poco liada y no he podido pasarme por tu blog, pero ahora mismo me doy una vuelta… ¡soy una cotilla! :P

  10. ¡Hola Carmen!

    ¡Pero qué bien se te da la radio, eh! La verdad es que Camboya es un país espectacular, en todos los sentidos, mucho más allá de Angkor.

    Qué ganas le entran a uno de ir a Bilbao leyendo tu entrada, y si además tienes la suerte de ver un atardecer como el de la foto, la recompensa es doble.

    Ahh! Te envío la fotografía de la niña con quien ambos coincidimos en Birmania al correo.

    ¡A seguir así!

    Un beso

    • Ku 8 abril, 2011 at 1:10 #

      Muchas gracias, Antonio!! Me alegro mucho de que te guste y, sobre todo, me anima a intentar mejorar cada vez más (por ejemplo, ahora trato de hablar más despacito, jeje).

      Espero esa foto, ¡estoy deseando verla y resolver el misterio!

      Un abrazo enorme!

  11. ANa 12 octubre, 2011 at 20:39 #

    ¡Genial Post! Espero que disfrutaras de tu estancia en Bilbao. Se ve que te dejó un buen sabor de boca. Y nhorabuena por tu blog!

    • Ku 17 octubre, 2011 at 13:04 #

      Muchas gracias Ana! Bilbao me deja con buen sabor de boca siempre… ¡en todos los sentidos! :D

Deja un comentario