Menu

Shanghai Blues: una ciudad viva… y para vivirla

Tras ocho días en Shanghai, no tengo ninguna anécdota bizarra que contar. A menos que como anécdota consideremos el encuentro casual con un grupo de cuarenta malagueñas vestidas de flamencas y cantando la Salve Rociera en mitad de Nanjing Road. Tuvo su gracia, esa es la verdad: los chinos estaban alucinados.

Nanjing Rd (10)

Nanjing Rd (11)

Ocho días en Shanghai y sólo puedo decir que me hubiese quedado a vivir allí. Y no lo digo de todos los lugares por los que paso, ¿eh? Pero tampoco tiene ningún mérito: es fácil sentirse a gusto en una ciudad como ésta. No por su vertiente auténtica o cultural, como pueden enamorar ciudades como Varanasi o Estambul; es algo diferente: Shanghai es sencillamente… eso: habitable.

Shanghai es una de las ciudades más habitables que he visto en mi vida. En este viaje, por goleada. Para mi, lo tiene todo: es tan brutalmente moderna, cosmopolita y cómoda que no parece China; y, al mismo tiempo, todavía conserva toda la esencia del traditional chinese way of life en barrios como Old City.

Old City (02)

Cartel

Sin más, y sin orden concreto, voy a compartir con vosotros las tres zonas que más me gustaron. Quienes ya hayáis estado, comprobaréis que no descubro nada nuevo:

NANJING ROAD Y ALREDEDORES

Mi hostal se encontraba ahí mismo, de modo que fue a zona en la que más me moví. Nanjing Road es una gran calle comercial donde no se puede hacer mucho más además de… comprar. Pero por la noche, ¡ay, por la noche! Esa calle es una fiesta. Como toda la ciudad, en realidad.

Por la noche los carteles de Nanjing Road se iluminan, así como las fachadas de los edificios, dándole un aire de verbena permanente que se ve enfatizado aún más por los cientos de personas que la transitan. A todas horas: cientos y cientos de personas. En algún lugar he leído que a lo largo del día pueden pasar hasta un millón de seres humanos bajo sus luces de neón. No te sentirás solo, y si lo estás, posiblemente te ofrezcan los servicios de alguna prostituta. A mi me los ofrecieron. Todos los días.

Nanjing Rd (01)

Nanjing Rd (04)

En Nanjing Road (y no sólo) los habitantes de Shanghai se reúnen para practicar Tai Chi a primera hora de la mañana, y para bailar por la noche. Es algo curiosísimo: uno va tranquilamente paseando por la calle, y de repente se encuentra con un grupo de treinta personas alrededor de un radiocasete (¿todavía se le puede llamar así?) a ritmo de R&B… o de un buen acordeón. Hombres, mujeres, niños y ancianos, si bien estos últimos prefieren los bailes de salón que, también cada noche, congregan a decenas de habitantes en los alrededores del Bund.

Nanjing Rd (06)

Nanjing Rd (07)

Nanjing Rd (08)

EL BUND

Imaginad una hilera de edificios de la época colonial, al más puro estilo europeo , y al otro lado del río los altísimos rascacielos del barrio de Pudong. Un contraste arriesgado que, sin embargo, no puede quedar mejor.

El Bund

Pundong - día

Resulta todo un placer pasear al caer la noche por este malecón de kilómetro y medio de largo, acompañando a los barcos turísticos que, iluminados como si no hubiera un mañana, intentan sin resultado destacar en el panorama del río Huangpu. Lo tienen difícil, ya que aunque uno intente evitarlo, la mirada regresa una y otra vez pintoresca Oriental Pearl TV Tower: con sus 468 metros de altura, una de las torres más altas del mundo.

El Bund - noche

Pudong - noche (01)

CONCESIÓN FRANCESA

Las arboladas avenidas de esta “París del Este” (¡anda que no hay “Parises” en el mundo!) conserva todo el aire francés aderezado, cómo no, con un “ligero toque” de modernidad. Los comercios de esta zona dejan con la boca abierta, aunque si se busca bien es posible dar con algunas tiendas más accesibles al bolsillo medio.

Concesión Francesa

Concesión Francesa (03)

Lo que más me sorprendió fue encontrar, encajonados entre enormes edificios de cristal, pequeños barrios de casas de ladrillo que, si bien no podrán nunca calificarse como tal, recuerdan más bien a un ghetto obrero. En algún momento llegué a imaginar que Billy Elliot iba a aparecer tras una esquina dando pasos de ballet. Lo sé, no tiene ningún sentido. Sensaciones.

Concesión Francesa - Ghetto

Concesión Francesa - Ghetto (02)

OLD CITY

Dirigiéndonos desde la Concesión Francesa en dirección al Bund llega un momento en el que los rascacielos se desploman, abriendo paso a la tradicional y siempre alegre Old City.

La ciudad antigua de Shanghai parece un pueblo que una mañana se hubiese despertado acorralado por esa gigantesca urbe que no estaba ahí la noche anterior.

Old City (10)

Old City (11)

Old City (01)

Sus habitantes tampoco tienen nada que ver con aquellos que podamos encontrar paseando por la Concesión Francesa: nada de emperifolladas mujeres haciendo cola en una aséptica carnicería u hombres de traje hablando a gritos por sus móviles; los habitantes de Old City todavía no se han despertado, y si lo han hecho es para jugar a las damas o darse una buena ducha en mitad de la calle, justo al lado de una hilera de patos que, colgados de un gancho, esperan ser el plato principal de una familia que celebre una ocasión especial.

Old City (04)

Old City (06)

Old City (05)

Old City (12)

Como veréis, no he hecho referencia a ningún museo u otra “visita” turística. No me ha hecho falta. Sin duda en Shanghai sobran las cosas para ver, pero por esta vez me ha bastado y sobrado con caminar sin rumbo fijo, dejándome seducir por el palpitante ritmo de esta ciudad.

No obstante, paseando por Old City me di cuenta de que por mucho que me gustase Shanghai, había llegado el momento de dejar atrás las ciudades y sumergirme en la China más rural. Primer destino: el condado de Wuyuan, en la provincia de Jiangxy.

Old City (08)

Old City (07)

Old City (13)

¡Compártelo!
Share on Facebook
Facebook
0Tweet about this on Twitter
Twitter
Pin on Pinterest
Pinterest
0

17 comentarios en Shanghai Blues: una ciudad viva… y para vivirla

  1. Ahora sí que sí, pensaba que la censura china nos iba a evitar dejarte una huella tras pasar por aquí!

    ¿Es difícil irse a veces de ciudades en las que te asentarías, al menos un tiempo, cuando viajas, verdad?

    ¡Aish, siempre nos quedarán Bangkok y Luang Prabang!

    ¡A disfrutar de los pueblecitos y aprender mucho!

    Que te vaya bonito!

    • Ku 3 octubre, 2011 at 11:10 #

      No deja de darme problemas el cacharro éste, Antonio… Si no estoy encima de él (cosa difícil dado el país que me encuentro) o se bloquean los comentarios, o se quintuplican, o se confunden de entrada… en fin!

      Shanghai me ha encantado. En el primer borrador escribí “estoy enamorada” pero luego lo modifiqué… tampoco es para tanto. Pero me ha encantado. Creo que sería una buena ciudad para vivir a largo plazo, como Bangkok, pero todavía más moderna, mucho más moderna. Y con el toque asiático :D

      Eso sí:¡¡ no te atrevas a compararlo con Luang Prabang!! Esa sí que me tiene enamorada… Desgraciadamente, Luang Prabang la veo más como una ciudad para retirarse un tiempo, no parar vivir eternamente… Desde ahí está difícil lo de trabajar (¿internet? ¿alguien dijo internet? :P), y creo que a la larga, muy a la larga (pongamos unos meses) me terminaría aburriendo.

      Pero, insisto, no se pueden comparar: Luang Prabang en el corazón! Como Varanasi :D

      Un abrazo!

  2. Victor 3 octubre, 2011 at 11:26 #

    Buenas Carmen! Shanghai fue la primera ciudad China que vi y no puedo decir nada más que elogios hacia ella. Nosotros solo estuvimos 4 días en ella y pudimos comprobar todo lo que escribes. Igualmente, también diría que es un sitio para vivir.

    En la calle Nanjing gente?? noooo!! que vaaa!!! La primera noche que pasamos por allí no cabía ni un alfiler… Abajo de la calle, antes de cruzar al malecón, había guardias subidos a pedestales regulando !!a la gente!!. Impresionado me quedé…

    Un abrazo!

    • Ku 3 octubre, 2011 at 11:35 #

      ¿A que sí? Es una pasada de ciudad… Por ponerle una pega, destacaría la que se lía en el metro, especialmente en el centro y hora punta, pero durante todo el día en general… Es algo impresionante, ¡nunca he visto cosa igual! Ni en Beijing, que podría ser parecido… Tienen flechas indicando por dónde entrar (laterales) y por dónde dejar salir (centro), y ahí se ponen todos, en mitad de la puerta y a codazos… ¡una vez me quedé atrapada y tuve que bajarme en la siguiente estación!!

      Un abrazo, Víctor!!

  3. AnnaA 3 octubre, 2011 at 11:34 #

    China nunca ha sido un destino que me haya planteado y se que aunque no tiene nada que ver uno con otro, en mi cabeza siempre he pensado que si voy hacía allí, prefiero ir a Japón. He de decirte que tus entradas de China ya me hacen dudar… jajaja

    Besos y a disfrutar!

    • Ku 3 octubre, 2011 at 11:40 #

      Yo debo der la única persona de mi entorno que nunca ha sentido especial atracción por Japón… Tenía la idea de “megaciudad”, Tokyo, tecnología… y me tiraban más países como India. Ahora empiezo a planteármelo también :D

  4. Blai 3 octubre, 2011 at 14:10 #

    Bueno, bueno… Sólo puedo sumarme a lo que han dicho mis compañeros.

    Shanghai fue la última ciudad china que visité (después vino Hong Kong, aunque a mi, personalmente me cuesta mucho decir que es China, por que administrativamente puede “serlo” pero… No sé..) y también me encantó. Tuve el mismo sentimiento de decir: no me importaría para nada quedarme a vivir aquí. Al contrario.

    Me ha pasado en pocas ocasiones sólo en Shanghai (por lo que nos cuentas), en Nueva York (por la mezcla de mega-urbe histórica y naturaleza), en Hong Kong (el ambiente de la bahía… WAW), en Tel Aviv (se vea como se vea, es muy Mediterranea) y lógicamente…. Nuestro amor disputado: Luang Prabang, aunque esta sería para vivir de otra manera, simplemente para hacer más bien poco o nada. hehe

    En fin, que te seguimos leyendo!

    PD. Me imagino la situación para hacerle la foto al hombre duchándose xDD (Bueno, siendo China seguro que te devolvió la foto con una muy agradable sonrisa!)

    • Ku 4 octubre, 2011 at 4:05 #

      ¡Jamás le sacaría semejante foto, a traición, a un hombre indefenso! Le pedí educadamente permiso, y aunque alucinado, se giró amablemente para posar :D Tengo otra de cuerpo entero…. pero no es adecuada para exponerla aquí :P

      Un abrazo!

  5. mami 3 octubre, 2011 at 18:00 #

    KU
    Yo, como todos los que hemos estado en Shangai, tambien quede impresionada de la gran ciudad, el modernismo, sus edificios y las compras. Aunque, como siempre, me llevas ventaja en saberla interpretar y saberlo contar.T.Q.

    • Ku 4 octubre, 2011 at 4:06 #

      Antes de ir tenía tus referencias, y aunque nuestros gustos no siempre coinciden, he de decir que esta vez te doy toda la razón, ¡vaya ciudad! :D

      Un beso!!

  6. Pau 3 octubre, 2011 at 18:20 #

    Con lo que me gustan a mí este tipo de super-ciudades, la envidia sigue creciendo ;)

    • Ku 4 octubre, 2011 at 4:07 #

      Pau, a ti “te pega” un montón Shanghai, estoy segura de que te encantaría :D

  7. José Carlos DS 5 octubre, 2011 at 16:00 #

    Como les pasa a Pau, me encantan este tipo de ciudades, al igual que Hong Kong sería capaz de quedarme allí viviendo durante varias décadas sin problemas (mama no leas esto xD).

    La anécdota de las malagueñas tiene tela, mira ellas que frescas, ya me podían haber avisado y me hubiera ido con ellas jaja

    En la panorámica del río Huangpu cuando visite la ciudad me planto yo y hasta que no consiga la foto perfecta o se me quede la cámara sin bateria no me muevo de allí, me encanta :)

    Ahora vamos por la China rural, que también tiene un enorme encanto ;)

    Saludos!!

    • Ku 6 octubre, 2011 at 7:32 #

      ¿Estás insinuando que mi foto no es perfecta? :P ;)

  8. José Carlos DS 6 octubre, 2011 at 14:13 #

    La foto está chulisima, pero yo quiero una con mi cámara joooooooooooo :(

    Por no hablar de otra haciendo el tonto delante del skyline marca de la casa xD

  9. Criss 11 octubre, 2011 at 1:57 #

    que envidia carmen, me gusta mucho como lo cuentas, y de forma tan practica!! a veces cuando te estoy leyendo me da x pensar cuantas horas de lectura me llevas…jajaja de verdad…porque haces unas frases preciosas, como la del barrio old city, que parece haber despertado con los rascacielos sin que estuvieran alli la noche anterior….genial como siempre el toque de tu imaginacion, es la bomba!
    PD- una vez mas, bravissima con le foto!!!!!

    • Ku 11 octubre, 2011 at 16:25 #

      ¡Muchas gracias Criss! Sé que tú no eres imparcial, pero me llena de alegría saber que, mes tras mes, sigues ahí y todavía te gusta el blog :D Un abrazo enorme!!

Deja un comentario