Menu

Yangshuo: un pueblo artificial en un paraíso natural

Tras una serie de catastróficas desdichas de las que aquellos que me sigáis por Facebook estaréis al tanto (pérdida de la tarjeta de crédito y de un billete de autobús a Hong Kong, un catarro importante con fiebre que me retuvo seis días en Xiamen… y un largo etcétera) decidí que lo mejor era hacer caso a las señales y centrarme en recorrer las provincias de Guangxi y Guizhou. Un plan que, definitivamente, me apetecía mucho más que viajar a Hong Kong.

Para ser sincera, debo decir que si bien estas últimas tres semanas por la China “rural” me han proporcionado varias alegrías, también ha habido lugar para grandes desengaños. Nada de lo que no estuviese ya prevenida, pero supongo que cuando uno confía en su buena estrella, esperando ser el afortunado en dar con lugares únicos y apenas corrompidos por el turismo o el progreso, está expuesto a llevarse este tipo de decepciones. Porque para dar con el príncipe azul, antes hay que besar muchos sapos.

PA087021

PRIMERA PARADA: YANGSHUO

Llegué a Yangshuo la semana de vacaciones en China por la celebración del Día Nacional. ¿Sabéis lo que eso significa? CHINOS. Miles de chinos habían tomado el pueblo esos días, haciendo de Yangshuo un campo de batalla en el que resultaba imposible avanzar si no era abriéndose paso a codazos. No cabía un alfiler.

Encima llovía. Vaya mala suerte tuvieron los chinos. En el fondo me daban pena; sobre todo al hacerme amiga de un grupo de jovencitas de 17 años, cuyas primeras vacaciones  fuera del pueblo y sin sus padres habían quedado pasadas por agua. Aun así, estaban excitadísimas; y mucho más al encontrarse compartiendo habitación con una laowai como yo. En su compañía di más de un paseo, pero siempre dejando la cámara en el hostal en espera de que dejase de llover.

PA076906

Mis compañeras interesadísimas en la Lonely Planet

Foto hecha a posteriori. Multiplicad esta gente por 10 y os haréis una idea de a lo que me refiero

PA076987

Paró al quinto día, al tiempo que mis amigas y gran parte sus compatriotas tomaban los autobuses para regresar sus casas. Quedamos yo (el burro delante), algún chino descarriado y muchos extranjeros. Muchos. Y es que, si pensaba que lo había visto todo en cuanto a “paraísos backpacker”, es porque todavía no conocía Yanghsuo.

Al lado de Yangshuo, Khao San Road es un cementerio. El nombre de la calle West(ern)  lo dice todo. Imaginad un pueblo dedicado al turismo por completo, con decenas de hostales, agencias, tiendas de souvenirs, pubs y restaurantes. Autenticidad, cero; China rural, menos cero. Pero bien bonito, eso sí: una preciosidad. Un pueblo ajeno a cualquier referencia espacio-temporal, donde lo único que importa es el disfrute de quien lo visita. Un oasis artificial en el centro de China.

PA097145

PA097155

PA097168

PA097149

PA087097

PA076970

Si uno consigue apartar la vista de las luces de neón, empezará a comprender qué ha hecho a Yangshuo merecedor de aparecer en los billetes de 20 yuanes. Mires a donde mires, por encima de los edificios, asoman las puntas de sus colinas de origen calcáreo. Puntiagudas, enormes, impresionantes. De un verde casi fantástico, especialmente con la iluminación nocturna.

En la ribera de los ríos Li y Yulong el paisaje es tan idílico que mientras uno lo observa cae por su propio peso que un lugar así no haya podido escapar de la explosión turística. La pena es que en el proceso se lo hayan cargado. A día de hoy, a la sombra del gran McDonald’s que hay en el centro, resulta difícil imaginar el aspecto de la zona antes de que los pubs se multiplicasen como setas.

PA087036

PA087009

PA087029

PA087015

Este es el panorama si uno no se mueve de Yangshuo, porque en los alrededores, lejos de los KFC, todavía quedan posibilidades de disfrutar de este capricho de la naturaleza  en su estado más primitivo.

Las opciones son múltiples: paseos en bicicleta, rafting en canoas de bambú, trekkings… Aunque si uno va con el dinero justo y se conforma con una vista de película, puede preguntar en su hostal por algún pico de acceso gratuito. El de la torre de la televisión es una opción muy recomendable, y no queda lejos del centro.

La subida requiere una hora y buenas piernas, pero el esfuerzo se ve recompensado. Nadie que visite Yangshuo puede abandonarlo sin subir a uno de estos picos; se estaría perdiendo la mitad del encanto. Y no me refiero al guardián de la antena, que también es encantador y por el mero hecho de vivir allí arriba ya merece todos mis respetos, sino a las vistas. Sólo por admirar ese paisaje, mereció la pena esperar a que saliese el sol en Disneylandia.

PA097113

PA097117

PA097123

PA097120

¡Compártelo!
Share on Facebook0Tweet about this on TwitterPin on Pinterest0

, , ,

44 comentarios en Yangshuo: un pueblo artificial en un paraíso natural

  1. Blai 31 octubre, 2011 at 17:01 #

    Qué de acuerdo estoy contigo, Ku!

    Lo de Yangshuo es un caso a parte en el sur de China, con la de pueblo increíbles que todavía no han sido tocados por el turismo y todo el mundo sigue viniendo a Yangshuo. Aunque a la vista está que su entorno lo merece absolutamente!

    Pero a medida que te vas adentrando a la provincia de Guizhou a cosa va cambiando a mejor; más autenticidad, más tranquilidad, menos turismo… en fin, ya nos lo contarás!

    Un abrazo y te seguimos leyendo!

    • Ku 5 noviembre, 2011 at 4:59 #

      ¿Un caso aparte? Si te refieres a “destino backpacker” (de extranjeros) estoy contigo, pero como lugar “destrozado” (nótese el uso de las comillas) por el turismo… sólo es una pequeña muestra. Los chinos son expertos en quitar lo viejo (y auténtico) para poner en su lugar cosas nuevas y artificiales… Lo mismo les da templos centenarios que pueblos enteros.

      Todavía no he llegado a hablar de las grandes decepciones de esta etapa del viaje, pero puedo ir adelantando que se encuentran precisamente en la provincia de Guizhou… :(

      Naturalmente, por suerte todavía quedan sitios que merecen la pena. Llegaremos a ello.

      ¡Un abrazo!

      • Blai 5 noviembre, 2011 at 7:02 #

        100% de acuerdo en que los Chinos son especialistas en joder lugares auténticos (Badaling, Yangshuo, Guilin, Pingyao… Etc interminable)

        Pero con lo que si me has sorprendido es con lo de Guizhou… A mi me pareció extremadamente auténtico aunque está claro que al viajar con coche propio pudimos meternos en zonas más remotas y vírgenes… No sé, espero con ansia tus relatos a ver heheh

        Lo importante es que ahora ya estás en el maravillosísimo Laos (Ains…) hehe

        Un fuerte abrazo, Ku!

  2. Los apuntes del viajero 31 octubre, 2011 at 17:56 #

    A nosotros nos encantó toda esta zona. Cierto que está bastante colapsada, pero no deja de ser un paraíso :P Para un próxima vez nos gustaría huir un poco del turismo apelotonado de Yangshuo y conocer más en profundidad la región!
    Saludos,
    Pruden

    • Ku 5 noviembre, 2011 at 5:06 #

      Estoy contigo Pruden: la próxima vez me gustaría ir más a tiro hecho, para centrarme en lo que de verdad merezca la pena o me interese.

      Pero claro, la primera vez que uno viaja a un país (China en este caso, pero podría ser cualquier otro) uno quiere verlo “todo”, o lo más importante, o conocido… para hacerse una primera idea. Por lo menos, eso es lo que me suele pasar a mi.

      Ahora que he superado esa etapa, mis próximas visitas a China sólo pueden ser mejores, ¡espero!

      ¡Un abrazo!

  3. Gildo Kaldorana 31 octubre, 2011 at 19:52 #

    Ciertamente, un lugar muy interesante. Unas fotos excelentes y un artículo bien completo.
    Saludos

    • Ku 5 noviembre, 2011 at 5:06 #

      ¡Muchas gracias, Gildo!

  4. Criss 31 octubre, 2011 at 21:37 #

    impresionantes las fotos!!! q bonito valle!!! y q forma tienen los picos, es precioso! claro q no he visto la cara de mc donalds y kfc jajaja, me kedo con las fotos q has sacado desde arriba!

    • Ku 5 noviembre, 2011 at 5:11 #

      Estuve a punto de poner una foto del McDonald’s, en plan simbólico, pero quedaba tan fea…. Concretamente ese edificio ni siquiera se han molestarlo en camuflarlo un poco con una estética “casita de madera”, como todos los demás (algo bien fácil): es un mastodonte blanco que hace daño a los ojos. Eso sí: siempre lleno.

      ¡Un beso!

  5. Riky 31 octubre, 2011 at 22:17 #

    Ya lo creo que te mereció la pena la hora y pico de subida a la antena ..menudas vista, es algo fascinante, el contraste entre la naturaleza agreste, y tantos edificios apretujados entre las montañas..muy bonito y curioso también..
    Bueno, espero que hayas cubierto el cupo en el capitulo (desdichas), y a partir de ahora te acompañe la suerte!..
    Besos!

    • Ku 5 noviembre, 2011 at 5:13 #

      ¡Esta no era la primera de las decepciones, Riky! La visita a Yangshuo fue simplemente agridulce… por los motivos que digo. Con las “desdichas”, como tú las llamas, empezaré la próxima semana, jeje.

      ¡Un beso!

  6. A. 31 octubre, 2011 at 22:42 #

    Qué extraño paisaje forman esas montañas! Las últimas fotos parecen como de cuento.
    La verdad es una preciosidad todo lo que muestras, y relatas, como siempre.

    Un saludo

    • Ku 5 noviembre, 2011 at 5:14 #

      ¡Muchas gracias A.! Es un paisaje realmente de cuento de hadas, ¡una maravilla!

  7. Saray 31 octubre, 2011 at 23:44 #

    Que paisaje tan increíble! No sabía que existiera algo así. Apuntado :)

    • Ku 5 noviembre, 2011 at 5:15 #

      ¡Anótalo, Saray! Pero como digo en el post: el pueblo sólo como base para explorar la zona!

  8. Mari 1 noviembre, 2011 at 0:08 #

    Los McDonald´s nos invaden!! están por todas partes!!! que horror!!!!
    “sale el sol en Disneylandia” no lo podrias haber definido mejor, un paisaje de fantasía parece un lugar de película, me encanta!

    PD. ya no queda nada!!! ;)

    • Ku 5 noviembre, 2011 at 5:18 #

      Te debo un mail ;)

  9. Rafa Pérez 1 noviembre, 2011 at 11:57 #

    En efecto, es el alto peaje que paga el que se vende al turismo: la pérdida de autenticidad. Pero también resulta curioso que nos moleste la evolución por esa vía que también es la nuestra. España vive del turismo (y gracias) desde hace varias décadas. Cuando llega el turismo llega con todos los vicios de ese modo de vida, es inevitable. Más cuando la gente descubre que es una manera sencilla de sacar en un día lo que en un mes con su antiguo modo de vida.
    Pero seguro que al final aparece ese príncipe azul que andas buscando, sólo hay que caminar en dirección contraria al resto de la gente.
    Me tienes enganchado a tus crónicas. Que siga muy bien el viaje y cuando encuentres uno de esos lugares, cuéntalo pero bajito. Que luego se sabe todo.

    • Ku 5 noviembre, 2011 at 5:44 #

      Hola Rafa,

      Antes de nada, quiero aclarar (porque me parece que la introducción al texto puede llevar a malinterpretaciones) que Yangshuo no ha sido una de esas grandes “decepciones” que comentaba al principio (llegaré a ellas). Lo calificaría más bien como una experiencia un tanto agridulce, ya que yo esperaba encontrar un pueblo sin más (más o menos encantador) y me encontré un centro de turismo de masas.

      Dicho esto, estoy de acuerdo contigo. Cuando un lugar reúne las características (sean las que sean) para resultar atractivo al turismo, éste llega con lo bueno y lo malo. Y está claro que Yangshuo tenía todas las papeletas de convertirse en un lugar así, porque se encuentra en un lugar maravilloso.

      De todas formas, como digoYangshuo no ha sido la gran decepción de esta etapa del viaje. No quiero adelantar nada aún, pero los chinos son verdaderos expertos en cargarse su patrimonio histórico. Tiran una mezquita de 400 años por construir una nueva; cambian un templo de acera, y lo venden como centenario; construyen un pueblo falso sobre los cimientos de otro antiguo, y dicen que es la capital cultural de la minoría “x”… en fin, no tienen termino medio.

      Me alegra mucho saber que me sigues la pista, es un honor para mi que te pases por aquí. En la próxima entrada hablaré de uno de esos lugares que realmente merecen la pena… pero bajito, no vayan a cambiarlo ;)

      ¡Un abrazo!

  10. Mami 1 noviembre, 2011 at 18:24 #

    Ku, yo como solo se ser turista, me tengo que conformar con lo que soy y por ello, me parece alucinante el paisaje que nos muestras, ¡Que sitio tan bonito!! Y ademas, divertido por su preparación para cautivar. No es malo encontrar sitios que, con una naturaleza así, se acomoden para divertir a la gente. TQ.

    • Ku 5 noviembre, 2011 at 5:50 #

      Claro que no es malo, no me malinterpretes. Lo que me “decepcionó”, por llamarlo de alguna manera, fue encontrar algo que no esperaba… Y bueno, también admito que el lugar me parece una auténtica verbena, pero como dices: hay público para todo. Y además, es un buena buena base para explorar los alrededores, sabiendo que por la tarde/noche vas a tener todas las comodidades. Estoy segura de que te gustaría ;)

  11. Pau 1 noviembre, 2011 at 19:22 #

    Bueno Ku, tampoco debemos ser tan radicales con los lugares turísticos, sobre todo viendo las instantáneas tan chulas que nos enseñas.

    Si sale en la Lonely Planet olvídate de estar sola por ahí, aunque eso ya lo has descubriendo besando muchos sapos :D

    • Ku 5 noviembre, 2011 at 5:53 #

      Hum… no creo haber sido radical, ¡tendré que volver a leerme, jeje! Creo que la culpa la tiene la introducción, que hace pensar que Yangshuo para mí ha sido un “sapo”… ¡en absoluto!

      Ha sido una experiencia agridulce porque yo iba en busca de otra cosa, nada más. El lugar es fantástico, aunque bastante masificado.

      Los sapos vendrán después, aunque también ha habido muchas alegrías!!

  12. Carlos 1 noviembre, 2011 at 21:21 #

    Que wuapo!!!!

    Unas fotos fantasticas.

    • Ku 5 noviembre, 2011 at 5:53 #

      ¡Muchas gracias!!

  13. Mami 1 noviembre, 2011 at 23:51 #

    KU, ¡vuelvo! Te darás cuenta que ,aunque yo goce de una mentalidad burguesa, no soy la única que piensa asi y que, los que vemos la vida DESDE AQUÍ , y no hacemos asco a los que , nos la acomodan , no debe ser motivo ni razón para tirar por tierra….. Algunas cosas. No te olvides que en la vida hay blancos, hay negros, hay turistas y otros grupitos, porque cabemos todos. TQ.

  14. po 2 noviembre, 2011 at 13:15 #

    de acuerdo a medias ku, ya somos 7000 millones de habitantes y la busqueda de lugares perfectos (San Sebastian sin vascos, Aigüablava sin catalanes, el Bernabeu sin Mouriño…) aún siendo legítima podría ser una equivación. Te esperamos

    • Ku 5 noviembre, 2011 at 6:00 #

      Dudo que exista el lugar Perfecto, pero sí conozco muchos que se le acercan ;) No creo que haya nada malo en seguir buscando :) ¡Un beso!

  15. Victor 2 noviembre, 2011 at 15:37 #

    Hostias! Es precioso!! Menuda maravilla de paisaje! No tengo más palabras… viendo esos paisajes se te olvidan el resto de guirilandia.

    • Ku 5 noviembre, 2011 at 6:05 #

      Jajaja. ¡me ha encantado tu reacción! :P Es precioso, sí :D

  16. José Carlos DS 2 noviembre, 2011 at 17:12 #

    Siempre me han cautivado los paisajes de Yangshuo, está claro que cuando un lugar atrapa a tantos turistas es porque algo tiene, por un lado está lo bueno de descubrir un lugar increíble, pero por otro nos encontramos con la masificación y el descontrol de las agencias que intentan explotar un sitio de forma desmesurada.

    Es complicado encontrar una solución a este problema, aunque para ir remediándolo, nos puedes ir chvando lugares que se conserven aún vírgenes para una futura visita, te juramos que no se lo decimos a nadie y conservamos el secreto :)

    Saludos!!!

    • Ku 5 noviembre, 2011 at 6:17 #

      Exactamente: algo tiene que tener para haberse convertido en lo que es. No podrías haberlo expresado mejor :)

      La semana que viene os daré un chivatazo de un lugar que Blai ya conoce… ¡lo mejor de todo el viaje a China!

      Un abrazo!

  17. El Guisante Verde Project 3 noviembre, 2011 at 10:01 #

    Hola Ku!
    Nosotros estuvimos en el 2006, y ya entonces estaba claro Yangshuo crecía, como todo el país, a un ritmo imparable. En el camino hacia el reconocimiento de destino turístico no solo Yangshuo, sino la mayoría de esos lugares, también en España, pierden gran parte de su encanto.
    No obstante, hay que hacer una separación. Yangshuo como ciudad no aporta gran cosa. Ahora bien, coge una bici, pedalea una hora (ya no te digo si lo haces tres o cuatro), y te encontrarás inmersa en paisajes de postal, sin turistas, sin casas que rompan la estética de lo antiguo, y con el tiempo detenido hace doscientos años.

    Un abrazo, y que lo disfrutes!:D

    Roberto

    • Ku 5 noviembre, 2011 at 6:27 #

      Tomo nota de lo de las cuatro horas para la próxima vez. Ya he decidido que a partir de ahora, en lugar de pretender abarcar tanto, focalizaré mi atención en zonas más pequeñas para poder explorarlas como se merecen. Yangshuo podría ser una opción, y lo de las cuatro horas en bici, una idea nada descartable.

      Es que, en la excitación del viaje, uno puede verse tentado a seguir moviéndose para ver más y más cosas, y mirad lo que me ha pasado a mi (bueno, lo veréis la próxima semana): he besado más sapos que príncipes. Mejor abarcar poco y tener la oportunidad de profundizar y salirse un poco del camino….

      ¡Un abrazo!

  18. Rubén 3 noviembre, 2011 at 12:23 #

    Qué paisaje kárstico tan alucinante…

    • Ku 5 noviembre, 2011 at 6:28 #

      ¿Es broma el comentario? :P

  19. Valentina 3 noviembre, 2011 at 18:22 #

    :) Me ha gustado mucho tu manera de describir lo que han hecho con el pueblo, de todas maneras viendo esas fotos es verdad que merece la pena solo por la posibilidad de contemplar esas preciosas formaciones

    • Ku 5 noviembre, 2011 at 6:28 #

      Hola Valentina,

      Merece la pena, te lo aseguro. Es un paisaje de cuento :D

  20. Iván 5 noviembre, 2011 at 4:22 #

    Es cierto lo de Yangshuo, pero como bien dices es muy cierto eso de que siempre nos queda el pillar la bici y disfrutar de los alrededores,y es que a pocos kilómetros a la redonda hay auténticos paraísos sin manadas de chinos o guiris :) Yo recuerdo unos chapuzones tremendos en el río a una hora de la zona ;) . Disfruta el viaje

    • Ku 5 noviembre, 2011 at 6:31 #

      ¡Hola Iván!

      ¡Yo me quedé con las ganas de bañarme! Entre lo malo que hizo los primeros días, y que después quise hacer todas las fotos que no había podido hasta el momento… se me han quedado muchas cosas en el tintero.

      Afortunadamente, Yangshuo está muy bien localizado, como para ser lugar de paso fácil en un futuro próximo viaje a China… quién sabe ;)

      ¡Un abrazo!

  21. Blog en Blanco 25 marzo, 2012 at 14:30 #

    Pues sí, es cierto que Yangshuo se ha convertido en una especie de Benidorm chino pero también que si te pierdes por los alrededores es realmente precioso. Yo tuve la suerte de visitarlo con gente de la zona y, claro, la experiencia estuvo genial. Te dejo un link a mi relato:
    http://www.blogenblanco.com/2012/03/yangshuo-destino-turistico-por.html
    Saludos y feliz viaje!!

    • Ku 28 marzo, 2012 at 14:20 #

      Tener la oportunidad de conocer los lugares de la mano de un local siempre te da una perspectiva diferente y más auténtica de los sitios. ¡Qué suerte! Yo de momento me quedo con mi imagen artificial de Yangshuo, pero no pongo en duda que sus alrededores sean fantásticos, y espero volver algún día para comprobarlo :D

  22. CalleRural 22 octubre, 2014 at 16:26 #

    Menudo entorno tan bonito :-)

Trackbacks/Pingbacks

  1. La semana en los blogs de viajes (II) - 4 noviembre, 2011

    […] Trajinando por el mundo nos sigue contando su viaje a China en Yangshuo: un pueblo artificial en un paraíso natural. […]

Deja un comentario