Menu

Hanoi (y algunas confesiones sobre Vietnam)

Sí, ya lo sé: llego con retraso… otra vez. Pero en esta ocasión está más que justificado, o al menos creo que se va a entender. Para empezar, debería remontarme a mi llegada a Hanoi, antes incluso de la excursión a Halong Bay; sólo pasé una noche en la ciudad, pero considero que hay una anécdota que no puedo dejar de contar, más aún estando estrechamente relacionada con los acontecimientos de los últimos días.

¿Recordáis que me quejaba de que dentro del circuito turístico no había manera de viajar en autobuses locales? Pues al final lo conseguí, y para ello no se me ocurrió escoger otra ocasión que el terrible y larguísimo trayecto de Hué a Hanoi, de diez horas de duración… si se tiene suerte.

En realidad, el autobús, más que local o no, era modalidad “sitting”; es decir, sentado, en lugar de los clásicos “sleeper” con asientos-cama. Y puede considerársele “popular” por dos motivos: uno, es lo más barato que hay; y dos, a ningún turista parece apetecerle mucho subirse en ellos, menos tratándose de un trayecto tan largo. Al llegar a la estación incluso tuve mis dificultades para convencer al conductor de que efectivamente ese era mi autobús, ya que a toda costa quería meterme en el “sleeper”, como si no le entrase en la cabeza que yo viajase ahí.

El viaje fue un infierno; no tanto por la comodidad (tampoco es novedad pasar la noche en un autobús normal… de hecho, lo raro sería ver un autobús-dormitorio por las carreteras españolas) sino por los “problemillas” que surgieron en el camino: ni más ni menos que tres pinchazos. TRES. De modo que cada cuatro horas teníamos que parar en la cuneta y esperar sentados a que arreglasen la ruedita (siempre la misma, no debían tener de repuesto). La tercera vez que pinchamos, el conductor ya ni se molestó en parar (y eso que la “explosión” la escuchamos todos), e hicimos los últimos 70 kilómetros con una rueda reventada…

P6099213

Una noche larga… (y lo que estaba por venir!)

Por suerte, en los autobuses populares vietnamitas (al igual que en el resto del sudeste asiático) se ameniza el trayecto con videos musicales que hacen que el viaje se haga más llevadero, aunque se tarden 16 horas en hacer un trayecto de diez. Tras veintisiete noviazgos, quince rupturas, siete “cuernos” y dieciocho despechos, llegamos a Hanoi, ¡aleluya!

Con Hanoi voy a ser breve, entre otras cosas porque si no puedo pasarme dos días escribiendo. Una vez visto Halong Bay, me detuve tres días en la capital, que fue más o menos lo que tardaron en tramitarme el visado para Laos. En teoría, debería haber hecho otra excursión “absolutamente imprescindible”, que es la Pagoda Perfume, a unos 60 kilómetros de la ciudad, pero no lo hice. Y es que os voy a confesar un secreto… estaba deseando irme del país.

P6058898

Enorme puente frances de 1km de largo en Hanoi

P6058904

Huertos en la isla del rio, en el centro de la ciudad

No he querido decirlo antes, no me atrevía; tenía mis dudas sobre si sería “políticamente correcto” hacer este tipo de comentarios o no… pero al final he pensado: “¿Qué demonios? ¿Acaso tengo que rendir cuentas  a alguien? ¿Me pagan por escribir esto? Puedo decir lo que sienta, ¿no?” De modo que allá va: no soporto a los vietnamitas.

Tal vez suene un poco fuerte, un poco “feo”…; puede que parezca un comentario poco acertado, o generalizar demasiado… pero, al fin y al cabo, ¿cómo no voy a generalizar? De cada sitio por el que paso me llevo una impresión “general”, “por lo general” muy buena, y “generalizo” diciendo que los indios, los nepalíes, los birmanos, los camboyanos… son personas maravillosas, aunque qué duda cabe de que algún indeseable habrá entre todos ellos (por ejemplo, el que me robó en Bagan). Entonces, ¿por qué no voy a “generalizar” también y admitir que en Vietnam me han tratado muy mal?

P6099227

Lago de Hoan Kiem, Hanoi

P6099230

Seguro que, de todos ellos, alguno se salva… El “niño gordo” de Saigón no tiene la culpa de nada, y la joven que pasea a su abuelita en bicicleta por las calles de Chau Doc, tampoco… Pero, en general (siempre “en general”), el trato hacia el extranjero en Vietnam es terrible. Me he sentido insultada, maltratada, vejada… la mayor parte del tiempo. Y tampoco creo que hubiese hecho nada para merecerlo.

Como consuelo me queda el saber que esta misma opinión la comparten todos o casi todos los viajeros con los que he tenido la oportunidad de hablar al respecto. Ninguno sabemos por qué, pero la mayoría coincidimos en que el desprecio hacia el “hombre blanco” es un denominador común en casi todos los vietnamitas. Puede que 200 años de guerra (primero contra los franceses, después contra los americanos…) hayan dejado huella en la memoria colectiva. Puede ser, también, que la propaganda “comunista” (lo pongo entrecomillado, porque sobre la ideología de este país habría mucho que debatir…) que ya desde la escuela se mete a todos los niños en la cabeza tenga algo que ver… no lo sé; pero los hechos son los hechos, y a lo que he vivido me remito.

P5298604

Propaganda en Nha Trang

P5298605

Entrar en un bar y que automáticamente te reciban con un “¡No!”, o peor aún: agitando la mano derecha, sin mirarte a la cara, como diciendo “vete de aquí”, no es precisamente agradable. Y que conste que podría llegar a entenderlo en locales “por y para vietnamitas”, como uno en el que entré en Hanoi, y cuya dueña me miró con una cara de asco terrible, para después tardar 15 minutos en atenderme y decirme que el café costaba 30.000 dongs, cuando en el letrero ponía 8.000. Esto puedo entenderlo: es su comercio, y me está diciendo claramente: “no eres bien recibida, no te quiero aquí; si te quedas, me pagas lo que yo diga”. Puedo entenderlo, de verdad que sí: no vive del turismo, no tiene que tratarme bien si no quiere. Pero que en los circuitos turísticos me traten como si fuese mierda (vamos a hablar claro de una vez)… eso sí que no, por ahí no paso.

Por eso digo que estaba deseando irme del país, por eso mismo no fui a la Pagoda Perfume, y por el mismo motivo, si algún día alguien me pide opinión acerca de Vietnam, mi respuesta va a ser bastante contundente…

P6099245

Terrorificas tiendas de lapidas…

P6099249

Clasicos turistas “japos”, mapa en mano, recorriendo el Old Quarter

Y es una pena, porque Vietnam es un país muy bonito, si bien debo reconocer que no es el que más me ha gustado por el momento. Demasiado turístico: el recorrido Saigón-Hanoi, con sus autobuses “Open Tour” e itinerario y paradas marcadas de antemano, no son precisamente de mi estilo… Es imposible salirse del plan, a menos que te compres una cabra y tires por tu cuenta y riesgo hacia el monte… De esto, lo más parecido que he podido hacer ha sido mi excursión al “pueblo del pollo” y qué queréis que os diga… lo más auténtico que he visto en todo el mes. Al menos, allí la gente era amable.

Así que, como decía, en Hanoi he estado tres días, de los cuales sólo voy a destacar tres momentos clave: El primero, mi brevísima entrevista “cara a cara” con Ho Chi Minh, quien al igual que otros líderes comunistas, como Lenin o Mao, fue “momificado” tras su muerte (a pesar de que él había dejado claro que deseaba ser incinerado, pues “era más higiénico y ahorraba espacio para la agricultura”) y cuyo cuerpo se expone ahora en un sobrio mausoleo vigilado las 24 horas del día.

P6119254

El segundo, mi primer encuentro con un perro haciéndose lentamente a la parrilla. Creo haber mencionado ya que en Vietnam se come absolutamente de todo, desde rana hasta rata o tortuga; pero lo cierto es que lo del perro pensaba que era más bien cosa de chinos… Al menos nunca me he encontrado con semejante manjar al leer el menú de ningún restaurante. Pues sí: se comen perros; y aunque no dudo de la calidad de la carne (bueno, un poquito…), sólo con ver la cara de rabia que tiene el animal y la agonía que debió sufrir al morir, se me quitaron las ganas de probarlo para siempre.

P6099232

Di “pa-ta-ta”!

El tercero, la única película que he visto en idioma vietnamita desde el principio hasta el final. Era Tomb Raider, y habiendo estado hace tan poco en Angkor Wat, me pudo la curiosidad. De haber sido otra probablemente ni lo hubiese intentado… ¿Y por qué? Pues porque en Vietnam el sistema de doblaje es el peor del mundo; pongo la mano en el fuego por ello. Resulta que, en este país, las películas las dobla una única mujer, sin ningún tipo de expresión, cadencia o ritmo al hablar, que pone voz a todos los personajes, e incluso al narrador si lo hubiere. Para que os hagáis una idea, es como si hubiesen escrito todo el guión en el ordenador para después dejar que “Don Loquendo” haga su trabajo… espeluznante, de verdad, ¡no sé cómo pueden soportarlo!

Y tras esta entrada de desahogo emocional, os dejo con la siguiente. ¡Hoy os vais a llevar dos por el precio de una! Ya avisé que tenía mucho material atrasado, y ponerlo todo junto me parecía una burrada… Además, Sapa, que ha sido mi último destino antes de salir del país, no se merece que lo meta en el mismo saco… ¡es un mundo aparte!

P6119257

Almorzando “Pho Bo” (sopa de noodles con carne) en las calles de Hanoi

¡Compártelo!
Share on Facebook0Tweet about this on TwitterPin on Pinterest0

,

35 comentarios en Hanoi (y algunas confesiones sobre Vietnam)

  1. Rubén 18 junio, 2010 at 16:26 #

    La foto del perro me ha dejado sin palabras… Bueno, no, espera… Qué asco, leches! No me extraña que gasten tan mala leche… Viendo la foto de los turistas japoneses me ha entrado la duda: el trato despectivo también es para con los turistas orientales, o únicamente occidentales? La verdad que sólo conozco a otra persona que viajase a Vietnam (viaje de novios), y me lo había pintado muy bonito, pero ya veo que si te sales del paquete “Happy-Wedding-Well-Paid” le zumba la bicicleta…

    • Ku 19 junio, 2010 at 4:42 #

      Interesante pregunta Ruben! yo creo que es solo con los occidentales, pero no he hablado con ningun japo para saber su punto de vista… ahora me dejas pensativa.

  2. LOURELLA 18 junio, 2010 at 17:12 #

    Joer, KU!!! Con las ganas que tenía yo de irme con el Vietcom!! Que sepas que si suspendo el examen de mañana tendrás la culpa de haberme entretenido 25 min muy necesarios para completar mi estudio:)))

    En serio, en relación a lo que comenta Rubén, te diré que volvió una chica de su luna de miel de Vietnam; con unas fotos increíbles y hablando maravillas. La próxima vz suelta un cheque y ya me cuentas!!! Que dura es la vida del perro flauta!!! jejejeje

  3. Isabel 18 junio, 2010 at 17:47 #

    Ea! Bien dicho! Si no te han tratado bien tu no tienes porque esconderlo. Venga, ahora toca Laos! :D

  4. Daniel Rivas 19 junio, 2010 at 9:20 #

    No se merecen el “peazo” de país que tienen…

  5. riky 20 junio, 2010 at 18:44 #

    Que vas a esperar de un país donde se comen las ratas..los perros..joe! mucho has aguantado me parece a mi…

  6. Alberto 7 marzo, 2011 at 3:23 #

    Entiendo tu postura pero creo que exageras.

    Yo he vivido un año en Vietnam y en ningún momento me he sentido maltratado ni vejado ni mucho menos insultado. Tampoco en los momentos en los que me echaba la mochila a la espalda y me escapaba por el interior del país en solitario.

    ¿Me han intentado timar? Desde luego, igual que en cualquier otro país del Sudeste Asiático y China, hay que vivir con ello, pero siempre he conseguido salir al paso regateando. En ese aspecto no veo ninguna diferencia.

    No pienso que odien a los extranjeros y los fantasmas de la guerra de Indochina y guerra de Vietnam están más que enterrados. Ahora sólo es parte de un circo que sobrevive gracias a turistas como tú (yo vivía en Saigón y nunca visité los túneles de Cu Chi, siempre encontré algo más interesante que ver).

    En fin, este es tu blog y por supuesto eres libre de expresar tu opinión, pero me sabe mal que tus lectores se lleven una imagen tan pésima de Vietnam o de los vietnamitas cuando no todos pensamos como tú.

    • Ku 7 marzo, 2011 at 7:38 #

      Hola Alberto!

      Mi opinión, lo digo siempre, es extremadamente parcial. Lamentablemente, es la única que tengo, y como tal la transmito; del mismo modo que cuento también todo lo bueno del lugar que sea.

      Por suerte, para eso están los comentarios: para que gente como tú, que tenéis una visión diferente del país, opinéis y completéis la mía.

      En el caso de Vietnam, donde además sólo estuve un mes, tuve esa mala suerte, y coincidió que la gente que me encontré durante el viaje opinaba igual que yo; pero también me he hartado de decir, en otras entradas, que conozco a muchísimas personas que opinan todo lo contrario y les encanto el país, ¡volvieron maravillados!

      Supongo que es cuestión de buena o mala suerte, o de la perspectiva del que mira, como siempre. Yo siempre intento ir con la mente más abierta posible, pero la verdad es que a medida que pasaban los días me fui encontrando peor y peor, y de ahí esta entrada de desahogo.

      En fin, muchas gracias por tu aportación!! De verdad to lo agradezco y me alegro de que quede aquí para que todo el mundo pueda leer un punto de vista diferente.

      ¡un abrazo!

      • Alberto 7 marzo, 2011 at 14:27 #

        Vaya, siento de veras que tuvieras una experiencia tan mala. Yo he ayudado a muchas personas que querían viajar a Vietnam y tenían dudas y a la vuelta siempre me han dicho que estaban encantados.

        La vida en Vietnam como extranjero es dura, no te lo voy a negar, y a veces hay que mantenerse firme con los intentos de timo o pasar olímpicamente de los que te intentan vender algo que no quieres (al menos te habrás librado de los que ofrecen massage y girls), pero tampoco es para sentirse maltratado, pienso yo. Un poco de paciencia y a tu rollo.

        En fin, tu opinión es tan buena como la mía porque al fin y al cabo es la realidad que has vivido y siempre es bueno compartir las experiencias para que otros viajeros vayan más precavidos. Quizás haya más gente con experiencias negativas de Vietnam pero no encuentro muchos blogs con quejas, tu post me ha sorprendido en este sentido. Mi experiencia fue muy positiva y es lo que siempre he intentado transmitir a otros viajeros.

        En fin, nos quedamos con que Vietnam es un país de luces y sombras y que no todo son experiencias bonitas.

        En cualquier caso, gracias por compartir tu experiencia, me ha hecho cambiar un poco mi punto de vista. Quizás no esté siendo todo lo objetivo que debería.

        Un saludo.

        • Ku 7 marzo, 2011 at 17:20 #

          Claro, Alberto, para eso estamos: tan real es tu experiencia como la mía (quizá la tuya más todavía, habiendo vivido un año allí!), y resulta muy positivo que las unamos para ver el país desde los dos puntos de vista.

          La verdad es que estoy casi segura de que si volviese a Vietnam y le dedicase más tiempo, mi visión de las cosas cambiaría o no sería tan “radical”.. tuve mala suerte, eso es todo. Y llegando de otros lugares donde me habían tratado “excesivamente” bien, me chocó un poco el cambio…

          Entiendo perfectamente cuando dices que “quizá no estás siendo todo lo objetivo que deberías”, a mi me sucede exactamente lo mismo con India: suelo pecar de recordar solo lo bueno. Pero a fin de cuentas, ¡eso es bueno! ;)

          Un abrazo!

  7. Oscar 30 agosto, 2011 at 15:17 #

    Hola!!
    Me alegra ver que alguien ha escrito lo que siente sinceramente sobre un viaje, parece que cuando nos gastamos el dinero en un viaje tiene que gustarnos por que si no queda mal, pues nosotros hemos estado este verano y tampoco nos ha gustado en absoluto, del Sudeste Asiático es lo peor que hemos visto, tanto en cultura como en el trato humano, y si decides viajar por playas olvidate, que decepción, mucho mejor las de Tailandia o Malasia, y si es por paisajes deacuerdo pero también hay paisajes bonitos de ese tipo en nuestros Pirineos.
    Bahia de Halong…..impresionante, pero mas impresionante las islas de plástico flotantes, que pena, pero sobre todo el abuso y maltrato al turismo….. Penoso, no recomiendo ir a nadie

    • Ku 6 septiembre, 2011 at 16:17 #

      ¡Hola Oscar!

      Hombre, afirmar que Vietnam anda corto en bienes culturales es mucho decir… yo creo que es un país maravilloso :D Pero sí es cierto que el trato, en mi caso personalísimo, dejó que desear, sobre todo llegando de Camboya o Tailandia. Tengo muchas ganas de regresar para formarme una segunda opinión :) Eso sí, te doy toda la razón en cuanto al maltrato en la Bahía de Halong… deberían controlarlo más.

      ¡Un abrazo!

  8. Chicharo 1 agosto, 2012 at 19:19 #

    Que lastima que te fuera tan mal en Vietnam,

    Mi experiencia personal en este pais fue excelente, la gente me trato de maravilla y no tengo nada malo que decir de los vietnamitas. Por otro lado yo senti que todos sus habitantes habia ya superado el problema con los Americanos.

    Yo soy latino (mexicano y moreno) y no se si para mi eso fue algo a favor pero al menos todos los Fotograf@s que fuimos en ese viaje causabamos mucha curiosidad y nos trataron de lo mejor.

    Te felicito por tu Blog que es muy bueno.

    • Ku 2 agosto, 2012 at 2:19 #

      ¡Hola Chicharo!

      No eres el primero que me cuenta haber tenido tan buena impresión con Vietnam. Tengo ganas de volver para darle otra oportunidad, comparar… estoy segura de será una experiencia distinta. No sé si mejor o peor… pero distinta. En fin, ¡cada viajero es un mundo, y cada viaje también!

      Un abrazo!

  9. Ana 9 septiembre, 2012 at 3:16 #

    Yo no he estado en Vietnam pero tengo tres amigos que han estado (por separado) y me han dicho lo mismo: los vietnamitas maltratan al turista y son muy antipáticos. El tema de los timos también, pero el trato es lo más sorprendente.

    Uno de mis amigos tenía planeado el viaje por Vietnam y cuando vio el “percal” se desvió a Laos, que por lo visto es una maravilla en cuanto al trato de la gente. Por lo visto lo hizo también aconsejado por otros viajeros que opinaban igual y estaban deseando volver a Laos y no pisar más Vietnam! Él también se preguntaba si sería por las guerras….

    Me encanta tu blog!

    • Ku 10 septiembre, 2012 at 22:07 #

      ¡Hola Ana!

      Sobre Vietnam hay opiniones para todos los gustos. Y en mi opinión, en la impresión recibida influye mucho las características del viaje (5* vs. backpacker, único destino vs. ruta por el Sudeste Asiático…). En mi caso, Vietnam no era era un país más en mi ruta por el que además viaje como mochilera. Viniendo de Myanmar y Camboya (cuyos habitantes son pura dulzura)… qué quieres que te diga: las comparaciones fueron odiosas. En Halong Bay el asunto ya toma tintes trágicos.

      De todas formas debo decir que con el tiempo se recuerdan más las cosas buenas que las malas, y ahora mismo tengo muchas ganas de volver; ya han pasado tres años desde aquel viaje y estoy deseando darle una segunda oportunidad.

      ¡Un abrazo!

  10. Carlos 3 abril, 2014 at 16:47 #

    Estoy alucinando, he vivido en Tailandia, Laos, Cambodia, Indonesia y Filipinas, aproximadamente 2 años en cada país y Vietnam es sin duda donde mejor me han tratado los locales :(

    • Carmen 3 abril, 2014 at 16:54 #

      Ya ves, Carlos, cada uno nos llevamos una impresión diferente. Para mí no hay comparación entre Vietnam, Camboya… ¡Qué se le va a hacer!

      ¡Un saludo!

  11. sara 18 enero, 2015 at 16:52 #

    Holas
    yo actualmente vivo en Vietnam, hace 3 meses que llegue y veo que hasta el momento los vietnamitas tienen varias formas de tratar a la gente, depende mucho de la hora y de si comieron, puedo resumirlo en 3 tiempos, por las 9 am son amables, por las 2 pm insoportables y por las 11pm amargos.
    Pero esa variedad de expresiones me encanta!

    • daniel cima 5 abril, 2015 at 16:10 #

      YA QUE VIVIS ALLA Y ESTOY PENSANDO EN CONOCER LA ZONA, TE PREGUNTO SI HAY AUTOBUSES DE TURISMO PARA RECORRER LA CIUDAD Y SI SABES QUE CUESTAN. TENGO 69 AÑOS Y VIAJO CON MI MUJER Y UNA HIJA DE 37.
      EN CUANTO A LA BAHIA DE HALONG, QUE ME RECOMENDAS? IR O NO IR? DORMIR ALLI O NO? TENES PRECIOS DE EXCURSIONES?
      VIVO EN SALTA, ARGENTINA
      GRACIAS
      DANIEL

  12. Alicia 18 abril, 2015 at 23:03 #

    Recordando mi muy grata experiencia de vida en Hanoi de 2000 a 2002 (dos años completos) en la que estuvimos toda la familia debido a la función diplomática de mi esposo, entré a estas páginas para recordar detalles y aconsejar a unos amigos que viajarán a Vietnam próximamente. Soy mexicana y mis hijos estudiaron en el liceo francés de Hanoi donde había estudiantes locales además de los francófonos que vivían temporalmente allí. Estuvimos todos fascinados de nuestra feliz estancia en esa interesante ciudad donde – aparte de la convivencia con el círculo de extranjeros residentes- incursionamos en todos los rincones para turistas y locales, frecuentamos mercados, restaurantes, bares, y ciudades de interés, encontrándonos siempre muy a gusto y muy bien tratados por los vietnamitas. Es posible que habiendo menos turismo en esos tiempos, el trato fuera mas cordial, no puedo asegurar que esa fuera la razón. Por mi parte, hice un enorme esfuerzo en tomar clases de vietnamita durante un año para poder comunicar ya que muy seguido me iba sola en bicicleta a recorrer la ciudad y mercados y aunque casi no entendían nada de mi pronunciación y pensaban que les hablaba en otro idioma, eran siempre muy amables y sonrientes. Respecto a precios, es natural que tratasen de vendernos mas caro (mejor dicho menos barato) que a sus habitantes por razones obvias, pero seguía siendo todo infinitamente barato y accesible. Ha long es definitivamente muy turístico pero vale mucho la pena conocerlo. Y el recorrido en el tren de Hanoi a Sapa y los pueblitos mágicos de las minorías étnicas de dicha región es algo fuera de serie. Concluyendo, mi recomendación de visitar a ese país es de 5 estrellas exceptuando la ciudad de Hochimin que no tiene mucho encanto, pero si les recomiendo un tour por el Mekong a los que tengan suficiente tiempo. incluso continuar por el río cruzando en el mismo la frontera con Camboya y pasar un par de días en Non Penh para seguir hacia Siem Rep (a visitar Angkor).

    • Carmen 29 abril, 2015 at 12:07 #

      Hola Alicia,

      Gracias por compartir tu fabulosa experiencia en Vietnam. Muchas de las cosas que escribí en este post (durante mi primer viaje al país, hace ya cinco años) he tenido por suerte la oportunidad de rectificarlas hace unos meses, cuando he regresado por segunda vez. Estoy segura, además, de que viviendo allí todo se ve diferente. Mi propia hermana se encuentra ahora mismo en Hué trabajando, y tiene unos amigos vietnamitas que son de las mejores personas que he conocido.

      En lo único que no estoy de acuerdo contigo es tu visión de Saigón. ¡A mi me encanta! :D

      Un abrazo,

      Carmen

  13. raquel 20 mayo, 2015 at 12:26 #

    Hola…. voy es Septiembre a Vietnam, tenia una amiga en Danag y me animo.
    Resulta que ahora por cuestiones de trabajo se vuelve, madre mía con todo lo que he leído, no se si retroceder, en fin creo que no, pero me podéis iluminar algo.
    Muchas gracias

    • Carmen 26 junio, 2015 at 7:41 #

      No te preocupes, Raquel. Vietnam es un país estupendo al que yo he tenido la fortuna de regresar para poder rectificar esta impresión que me llevé en mi primer viaje. Ve, no te arrepentirás.

      ¡Un saludo!

  14. Maite 24 julio, 2015 at 16:29 #

    Hola!

    Pues yo voy en agosto a Vietnam por la zona del Norte y centro sin bajar al sur. Estaba muy emocionada pero leyendo todos estos comentarios, se me ha bajado la emoción de golpe!. Este será mi primer contacto con el sudeste asiático así que me preparo para todo!

    Un saludo!

    • Carmen 2 agosto, 2015 at 11:46 #

      ¡Hola, Maite!

      No me digas eso, que Vietnam es un país precioso y no quiero ser yo quien te quite la ilusión antes de viajar a él! Estos comentarios los escribí en mi primer viaje al país, y aunque es cierto que en aquel momento era lo que sentía, también te digo que he tenido la oportunidad de regresar y rectificar estas primeras impresiones. Estoy segura de que te va a encantar. ¡Disfruta del viaje!

  15. Jorge 20 noviembre, 2016 at 16:52 #

    En Vietnam,tienen un porcentaje de nativos que son muy mala gente…Ladrones,maleducados y muestos de hambre..Es una lástima que traten así al turismo,pero se lo están cargando…Hoy x hoy Tailandia les da mil vueltas a esa gentuza…

  16. angelica 19 agosto, 2017 at 14:55 #

    chama estoy justo ahorita en vietnam y es verdad es muy lindo pero siempre quieren estafarte y te tratan mal, es horrible, voy siempre con miedo de lugar en lugar, voy por hue y estoy loca por llegar a ho chi ming para irme a camboya, mi problema es que hoy es 19 y tendremos el dinero del visado de camboya el 25 asi que simplemete no podemos agarrar un bus a ho chi ming y huir…pero me agrada tu sinceridad, los blog son para que sus autores se expresen y nos hablen claro, cada quien tiene su propia experiencia…

  17. Juan Carlos 11 enero, 2018 at 13:34 #

    Tras seis semanas en Vietnam (sur) y Camboya tengo sensaciones agridulces. Vietnam tiene sitios naturales espectaculares, no obstante, necesitas casi siempre un tour para visitarlos. Los servicios turísticos (transporte, tours guiados, …) suelen ser poco profesionales, a veces decepcionantes. Viajar durante horas en minivans llenos de gente y equipaje para llegar a sitios mas remotos es desgastante. Está bien una o dos veces, pero a la octava ya no dan ganas. Es común ver mucha basura en las calles (salvo en zonas turísticas), en las carreterad, en los ríos, en las playas. Aunque hay aceras te verás caminando en la calle con el tráfico porque están repletas de motos, puestos de comida o lo que sea. La percepción de olores nauseabundos (cloaca, restos de comida, humo de escape, etc) es común. La gente que quiere venderte algo te ve como turista con dinero y tendrás que ignorarlos o regatear. Puede cansar estar constantemente luchando por que te cobren lo que toca. La gente que no te quiere vender algo suele ser amable, amigable y auténtica. Es injusto catalogarlos y generalizar, hay casi siempre una barrera lingüistica que impide descubrirlos y por desgracia los que chapucean inglés son los que quieren tu dinero. En Camboya la gente me parece más linda, más buena. El país tiene menos contrastes narurales por la deforestación que sufre. La comida es mejor en Vietnam que en Camboya. Es interesante venir y conocer todo esto, pero habiendo tanto mundo jamás volvería. Me quedan dos meses para visitar Laos y la parte norte de Vietnam. A ver hacia donde se decanta mi opinión.

  18. Adrian Belinche 22 enero, 2018 at 4:22 #

    Estoy escribiendote esto desde un hotel en Hanoi. Ni sé exactamente de cuando es la entrada que posteaste aqui. Debo decirte que tampoco coincido ni en una coma con tu visión. Me da la impresión que has buscado pagar lo menos posible por cada lugar que has ido, y quizás hayas obtenido la calidad de lo que pagaste. Llevo 20 días aquí y no puedo dejar de hablar maravillas de Vietnam y de su población. Han sabido salir adelante a pesar de las colonizaciones europeas y las invasiones y bombardeos americanos, y van camino a tener un hermoso y pujante pais. Con estas consideraciones parciales y tan subjetivas, lo único que consigues es atemorizar a futuros viajeros. Una chica argentina, meses antes de mi llegada aquí, casi lo consigue de tantas cosas horribles que describía, al igual que tú. Por suerte no le hice ningún caso y aquí estoy, viviendo al máximo mi experiencia vietnamita y disfrutando cada instante, entendiendo y respetando nuestras diferencias culturales.

  19. Sildavia Viajes 22 mayo, 2018 at 21:02 #

    Tu percepción de Vietnam y sus principales ciudades llama a la reflexión… quizás muchos de lo que hemos sido espectadores de películas acerca de la guerra de Vietnam y la visión de los EEUU sobre la cultura de ese pueblo nos hace creer de ese país malas impresiones… asi que de plano ya uno rechaza el destino como opción turística… para después leer que comen perros, maltratan a los turistas y no son para nada cordiales como otros destinos de Asia es una verdadera decepción… al igual que otros… que impacto la foto del perro a la parrilla.

  20. Bernat 27 agosto, 2018 at 16:32 #

    Viaje a Vietnam de 21 dias en agosto de 2018. (TOMO I)
    Por fin he logrado encontrar un blog/espacio donde se critica “distinto” de lo que parece ser los estándares de blogs de viajes i más cuando se habla del sudeste asiático.
    Parece ser que si viajas o haces turismo a Asia (y pagas por ello) todo tiene que ser maravilloso, colorido, gentes humildes, etc. por qué si no, todavía te resulta más decepcionante haberlo pasado mal en tu tiempo libre.
    En mi caso, mi mujer había visitado Vietnam allà por el año 2010 y me hablaba maravillas, así que, en cuanto hemos podido, hemos ido de vacaciones durante 21 dias.
    Hicimos el recorrido de sur a norte porqué parecía que así iríamos de menos a más cultural y paisajísticamente hablando.
    Quisiera dejar claro que solo quiero reflejar mi opinión al respecto y que soy libre de darla, al igual que cualquier persona que no la comparta.
    Estoy totalmente de acuerdo con la entrada de Juan Carlos 11 enero, 2018 at 13:34 (https://trajinandoporelmundo.com/hanoi-y-algunas-confesiones-sobre-vietnam/#comment-13717)
    El plan de viaje era visitar lo típico pero intentando evitar el rollo turista, souvenir, viajes preparados, etc. pero tampoco dormir de albergue. Es decir, pisando el suelo pero con dinero por si acaso.
    Llegamos a Saigon y la primera impresión en cuanto entras a ciudad y alrededores es de olores bastante repugnantes, suciedad en las calles y tráfico infernal que, al igual que a todo mochilero le puede molestar oficialmente en una gran ciudad, en Saigon le debería molestar el triple, ya que la contaminación, unida con el pitar continuado del tránsito casi las 24h del día en cualquier zona de la ciudad, unido con la imposibilidad de andar mínimamente por la acera destrozada de sus calles, hacen de Saigon una ciudad absolutamente desagradable como tal.
    La parte buena es que en un par de días que estuvimos en Saigón, pude hacer fotos de novato turístico del sudeste asiático con todas las diferencias con respecto otras culturas occidentales. A diferencias chocantes inicialmente, me refiero a: tiendas atiborradas de productos, bicicletas con mujeres con sobrero vietnamita junto con miles de motos cargadas hasta los topes, otras con hasta 6 personas encima, cables eláctricos colgando por todas las calles y con desorden y descontrol absoluto, humos de comida por toda la calle, suciedad pública y particular por doquier, escupinajos y sonidos varios para resolver lo que parece ser una mucosidad generalizada e irreparable, aceras inpracticables, contaminación exagerada, ruido calculado con el móvil (celular) de más de 65 Db. en un porcentaje muy alto de las calles, personas durmiendo por todos los sitios y de cualquier manera, personas que te sirven comida en boles que los mismos vietnamitas limpian cuando piden la comida, cocineros/as que no paran de tocarse los piés mientras cocinan comida que lleva demasiado tiempo expuesta a las inclemencias del tiempo para servirtela seguidamente mientras con las mismas manos cuentan los billetes que no paran de ir de mano en mano, etc.
    La sensación en dos días ya fue de absoluto asco. Y lo quiero distinguir absolutamente de la desgracia que tienen que sufrir de no disponer de suficientes recursos económicos. En ningún momento hablo de ello, ya que los detalles que indico y describiré, son extensibles a los barrios más desfavorecidos o típicos de turistas como la nueva urbe y centros comerciales adinerados que visitamos.
    Para terminar con esta primera entrada, indicar que el hotel donde nos alojamos (vendría a ser un supuesto tres estrellas de occidente), no estaba insonorizado ni con la calle ni con los vecinos, las toallas eran de dudosa limpieza y el aire acondicionado funcionaba a su libre albedrío.
    El feeling físico en dos días era de agotamiento, humedad asquerosa por qué se unía con la contaminación, ruido cansino, agobio del personal por ser turistas, asqueo de olores y repugnancia por la suciedad en la que parece que se encuentren a gusto los vietnamitas (y no es excusa el hecho que tal vez los demás paises del sudeste asiático también lo sean o no).
    Hasta aquí, el TOMO I del viaje

  21. Bernat 27 agosto, 2018 at 17:03 #

    Viaje a Vietnam de 21 dias en agosto de 2018. (TOMO 2)
    Continúo el viaje para reflejar distintas situaciones que me han llevado a afirmar rotundamente que intentaré no volver a pisar tierra vietnamita en mi vida.
    Como el viaje era planificado por nosotros pero flexible, decidimos “salir” de Saigon y ir a visitar el famoso mercado flotante del Mekong pero como los ricos, pagando el típico tour que, dicho sea de paso, es la primera vez que voy en tour preparado en algun viaje.
    Para resumirlo, resulta que el viaje de dos días y una noche, se convirtió en montón de tiempo por las patéticas carreteras que hay en Vietnam en un lamentable autobús supuestamente bueno por qué es para turistas, para hacer paradas totalmente para turistas en lugares de gente supuestamente autóctona, etc. y, lo peor es que OH DIOS MIO !!!, de mercado flotante, nada de nada. Es mentira que exista el Mekong lleno de barquitos vendiendo comida, etc. Allí solo quedan unas 50 barcas de venta (a motor y para turistas) en todo el tramo que visitamos y el mercado se encuentra en la orilla del río en tierra firme. De hecho, había más barcos llevando turistas con flotadores por qué debe ser que no sabemos nadar, que barcos vietnamitas.
    Hay que decir que pude comer serpiente y sapo en un lugar donde lo cocinaban directamente a la brasa y estando vivos segundos antes, o sea, con garantía de caducidad correcta.
    Como el viaje fué más largo y visitando zonas de Dalat con sus cascadas, Hue con su pueblo de muertos, Hoian con su absoluto lleno de turistas, Phong Nha y sus preciosos alrededores, Ninh Binh y más preciosidad paisajística, Pu Luong y INCREIBLE paisaje, etc. no quiero enrollarme más para poder finalizar con la opción que elegimos para no acabar el viaje a la semana de estar en Vietnam. Os juro que ya estaba hartísimo de Vietnam, su ruido, olores, suciedad, etc.
    Optamos por no visitar Ha Long ni Sapa que también nos iban comentando que lo más autóctono que quedaba era los turistas.
    Optamos por alejarnos de todo el agobio todavía más de lo que usualmente hacemos mediante el alquiler del desastre de motos y suciedad de los cascos que facilmente se pueden alquilar por doquier y ir absolutamente a nuestro aire, así, pudimos constatar, que fuera de los circuitos turísticos, la atención a los turistas por parte de los vietnamitas, es la misma pero con un poco más de normalidad (solo un poco más) por parte de niños y personal muy alejado de todo.
    Si alguien quiere contrastar, certificar mediante fotos, o consultar el por qué de ciertas sensaciones/emociones/recuerdos que he transmitido, le invito a que responda y se lo intentaré describir de manera más concisa para cada caso o ciudad.
    Para finalizar, indicar que de cada transporte utilizado (barco, bus, tren, avión, moto), tengo algún detalle que solo hace que incrementar el convencimiento que ha sido el peor viaje de mi vida y el menos placentero.
    Una lástima por qué los paisajes recónditos son fascinantes.
    PD.: os puedo asegurar que -sin exagerar nada- el perro, como comida está sabrosísimo y mucho mejor que su pato sin grasa ninguna. Lo recomiendo encarecidamente.

  22. Bernat Lluch 27 agosto, 2018 at 17:04 #

    Viaje a Vietnam de 21 dias en agosto de 2018. (TOMO 2)
    Continúo el viaje para reflejar distintas situaciones que me han llevado a afirmar rotundamente que intentaré no volver a pisar tierra vietnamita en mi vida.
    Como el viaje era planificado por nosotros pero flexible, decidimos “salir” de Saigon y ir a visitar el famoso mercado flotante del Mekong pero como los ricos, pagando el típico tour que, dicho sea de paso, es la primera vez que voy en tour preparado en algun viaje.
    Para resumirlo, resulta que el viaje de dos días y una noche, se convirtió en montón de tiempo por las patéticas carreteras que hay en Vietnam en un lamentable autobús supuestamente bueno por qué es para turistas, para hacer paradas totalmente para turistas en lugares de gente supuestamente autóctona, etc. y, lo peor es que OH DIOS MIO !!!, de mercado flotante, nada de nada. Es mentira que exista el Mekong lleno de barquitos vendiendo comida, etc. Allí solo quedan unas 50 barcas de venta (a motor y para turistas) en todo el tramo que visitamos y el mercado se encuentra en la orilla del río en tierra firme. De hecho, había más barcos llevando turistas con flotadores por qué debe ser que no sabemos nadar, que barcos vietnamitas.
    Hay que decir que pude comer serpiente y sapo en un lugar donde lo cocinaban directamente a la brasa y estando vivos segundos antes, o sea, con garantía de caducidad correcta.
    Como el viaje fué más largo y visitando zonas de Dalat con sus cascadas, Hue con su pueblo de muertos, Hoian con su absoluto lleno de turistas, Phong Nha y sus preciosos alrededores, Ninh Binh y más preciosidad paisajística, Pu Luong y INCREIBLE paisaje, etc. no quiero enrollarme más para poder finalizar con la opción que elegimos para no acabar el viaje a la semana de estar en Vietnam. Os juro que ya estaba hartísimo de Vietnam, su ruido, olores, suciedad, etc.
    Optamos por no visitar Ha Long ni Sapa que también nos iban comentando que lo más autóctono que quedaba era los turistas.
    Optamos por alejarnos de todo el agobio todavía más de lo que usualmente hacemos mediante el alquiler del desastre de motos y suciedad de los cascos que facilmente se pueden alquilar por doquier y ir absolutamente a nuestro aire, así, pudimos constatar, que fuera de los circuitos turísticos, la atención a los turistas por parte de los vietnamitas, es la misma pero con un poco más de normalidad (solo un poco más) por parte de niños y personal muy alejado de todo.
    Si alguien quiere contrastar, certificar mediante fotos, o consultar el por qué de ciertas sensaciones/emociones/recuerdos que he transmitido, le invito a que responda y se lo intentaré describir de manera más concisa para cada caso o ciudad.
    Para finalizar, indicar que de cada transporte utilizado (barco, bus, tren, avión, moto), tengo algún detalle que solo hace que incrementar el convencimiento que ha sido el peor viaje de mi vida y el menos placentero.
    Una lástima por qué los paisajes recónditos son fascinantes.
    PD.: os puedo asegurar que -sin exagerar nada- el perro, como comida está sabrosísimo y mucho mejor que su pato sin grasa ninguna. Lo recomiendo encarecidamente.

  23. Juan 6 marzo, 2019 at 18:23 #

    Gracias por el articulo!

    La verdad, teniamos dudas entre si ir a Vietnam o otro destino, pero leyendo sobre lo timadores y descarados que son, definitivamente lo descartamos.

    Una pena, pero el mundo es muy grande y hay cientos de destinos donde gastarnos los ahorros y disfrutar sin tener que pasar las vacaciones estresados y en alerta continua por si nos van a estafar…

    Un saludo!

Deja un comentario