Menu

Un alto en la encantadora Bundi

Ubicada en una práctica situación intermedia entre Pushkar, Udaipur y Agra, Bundi es una población ideal para hacer un alto en el camino en nuestra ruta por el norte de India.

La primera vista si se llega en autobús deja sin palabras durante unos instantes. Rodeada en tres de sus lados por los montes Aravali, la imagen de sus terrazas azules coronadas por el fuerte de Taragarh, mientras el Palacio de Garh (del que Kipling dijo que era “una obra de duendes, más que de hombres”) parece deslizarse montaña abajo, es verdaderamente encantadora.

Una vez en ella, Bundi no puede evitar recordar a otras tres famosas poblaciones bastante diferentes entre sí. Por una parte, tanto la posición de su fuerte como el color azul de sus casas la convierten en una pequeña Jodhpur sin pretensiones. Cuenta además con un lago y una única calle donde se concentra toda la actividad turística que podría querer parecerse a Pushkar antes de ser invadido por las masas. Y por último, su ambiente relajado y el hecho de que callejeando un poco sea aún posible disfrutar del auténtico ambiente de una ciudad todavía poco explotada, a mí me dio un aire también a Orchha, pueblito con el que Bundi, apesar de su mayor tamaño, comparte un aura de mágico encanto difícil de superar.

Además de visitar el Palacio y el Fuerte, en Bundi hay poco que hacer. De hecho, se trata del lugar perfecto para no hacer nada, más que un alto en el camino como decía al principio del artículo.

Al mismo tiempo, resulta difícil resistir la tentación de quedarse por lo menos dos o tres días. Una vez que se ha llegado, descansado, visitado el Fuerte y dado un par de vueltas por el gran bazar que atraviesa su centro histórico, Bundi es una ciudad que invita a permanecer en ella un poco más, solo para sumergirse en su ambiente como un habitante cualquiera.

Y eso es lo que yo he hecho, sin más misterio. Tres días de merecido descanso físico y emocional para reponerme de la racha festiva que me ha acompañado casi que desde que llegué al país, durante los diez días del Navratri.

Leer, pasear, hacer fotos a quien me lo ha pedido (los habitantes de Bundi son realmente simpáticos), comparar telas en las tiendas del bazar para un nuevo salwar kameez, perderme por las estrechas callejuelas de las afueras y compartir de tanto en tanto un chai con los hombres han sido mis principales ocupaciones en esta ciudad en la que recomiendo encarecidamente deternerse si lo que se desea es pasar unos días tranquilos en un ambiente auténtico sin renunciar a unas mínimas comodidades. Y es que en Bundi no faltan las terrazas con wifi, así como restaurantes y hoteles para diferentes presupuestos, pero todos concentrados en una misma calle, de tal forma que su presencia no llega a “contaminar” al resto de la ciudad.

Me ha venido bien este pequeño receso. Sí, porque además de descansar de los días anteriores me he preparado para los siguientes, todavía más intensos si cabe (al menos, en lo que al aspecto emocional respecta). Claro que cuando estaba en Bundi eso todavía yo no lo sabía.

¡Compártelo!
Share on Facebook0Tweet about this on TwitterPin on Pinterest0

, ,

19 comentarios en Un alto en la encantadora Bundi

  1. Roireto 6 noviembre, 2012 at 17:30 #

    Cuando fuí a india me quedé con ganas de visitar orchha, jodhpur, incluso bikaner lastima!! Ahora también me quedaré con las de visitar bundi…si vuelvo a India voy a necesitar mucho tiempo para visitar todo lo que deseo…..Buen viaje, Carmen.

    • Ku 8 noviembre, 2012 at 5:55 #

      Por mucho tiempo que viajes, India nunca se termina de ver del todo. Siempre te vas con la sensación de haber necesitado más tiempo ;)

  2. Nair 6 noviembre, 2012 at 19:24 #

    En viajes largos e intensos es bueno tomarse unos días para descansar. Si no, seguir se hace difícil.
    Saludos!

    • Ku 8 noviembre, 2012 at 5:56 #

      Slow-travel, que se dice :D

  3. Mari 7 noviembre, 2012 at 11:48 #

    Ku!!

    Qué buena pinta tiene! No se que se te da mejor, sacar fotos o escribir, la verdad es que cada vez esta más a la par!! Lo de los hoteles me parece super bien. Con lo de que te esperan dias mas intensos… me muero de ganas por seguir leyendote! me tienes enganchada!! quiero ir con vosss!!!!

    Pd. Te mereces un respiro para coger fuerzas! Ánimo!

    • Ku 8 noviembre, 2012 at 5:56 #

      Ya sabes que te estoy esperando. Cuando quieras haz la maleta… y te vienes conmigo :D

  4. Helena 7 noviembre, 2012 at 14:32 #

    Una parada en el camino a recobrar fuerzas. Me alegro de que vaya todo bien.
    Un saludo ;)

    • Ku 8 noviembre, 2012 at 5:57 #

      ¡Muchas gracias, Helena!

  5. Pau 7 noviembre, 2012 at 18:25 #

    Recuerdo el norte de India como algo caótico, intenso, desmesurado… si hubiera tenido una parada como esta en mitad de todo aquello lo hubiera agradecido :D

    • Ku 8 noviembre, 2012 at 5:58 #

      India es un país que se disfruta más y mejor, pausadamente. La próxima vez que vengas, intenta que sea un viaje un pelín más largo para poder permitirte un par de días de relax entre etapa y etapa ;)

  6. MOCHILEANDO POR ASIA 8 noviembre, 2012 at 17:39 #

    que ciudad tan bonita!!!! Y la verdad es que siempre te leo, pero ultimamente no sé si me gusta mas leerte o ver las fotos, te estas pasando!! beso!!

    • Ku 11 noviembre, 2012 at 22:53 #

      ¡Muchísimas gracias! Yo también estoy contenta con el resultado de mis fotos últimamente, pero como ya he dicho anteriormente, gran parte del mérito es del país… En la próxima entrada demuestro que en condiciones desfavorables no tengo tan buen pulso con la cámara ;) ¡Un abrazo!

  7. moonflower (Carol) 8 noviembre, 2012 at 23:51 #

    Que lugar tan encantador! Me encantan además estos lugares como tú describes “perfectos para no hacer nada” Es en estos sitios donde te sumerges totalmente en su ambiente y cultura y donde acabas socializando mucho más.

    El día que vuelva a India en condiciones , espero no perderme Bundi.

    Un abrazo!

    • Ku 11 noviembre, 2012 at 22:56 #

      ¡Hola Carol!

      Como dices, este tipo de lugares son las mejores para “vivir” de verdad el país y su día a día. Desprovistos de atractivos turísticos de obligada visita, podemos dedicarnos simplemente a estar, disfrutar y aprender.

      ¡Un abrazo!

  8. ahoratocaviajar 10 noviembre, 2012 at 11:21 #

    Suerte que recuperaste las palabras a tiempo!!! :-)
    Fantástico lugar y artículo. Nos ha echo viajar y como agradecimiento, nuestro reconocimiento en los tuits favoritos de la semana del blog!

    Gracias :-)

    • Ku 11 noviembre, 2012 at 22:57 #

      ¡Muchas gracias por el reconocimiento!

  9. Erik (Tierras Insólitas) 28 mayo, 2014 at 12:34 #

    Tiene muy buena pinta!!! Apuntada queda para dedicarle un día ;)

    • Carmen 1 junio, 2014 at 20:25 #

      ¡¡Justo hace poco ha estado una amiga a la que los primeros días no le gustó nada!! Y al final se quedó alguno más y le encantó. Suele pasar con India: cada lugar necesita tiempo…. ¡advertido estás!

  10. Lejana 8 febrero, 2016 at 8:27 #

    Deliciosa Bundi! Ya llegaré a ella. por ahora son solo preparativos. Consulta: ¿Desde dónde es mejor llegar a ella; Jodhpur, Udaipur, Ajmer…? Para luego seguir viaje a Jaipur. Muchas gracias y ¡vivan los viajes!

Deja un comentario